lunes, abril 27, 2015

La risa es el remedio


Comparto la entrevista que me realizó la periodista Nadyne Millan para la revista Carrusel del diario El Tiempo:

¿Qué es la risa?

Psicóloga: La risa es una respuesta psicológica que desata un mecanismo inconsciente, es decir que no la controlamos, nuestro cerebro toma la decisión por nosotros. Robert Provine profesor de psicología y neurociencia de la universidad de Maryland quien lleva investigando por más de una década sobre los mecanismos cerebrales implicados en la risa, la define como un “pegamento social" que afianza las relaciones entre los miembros de un grupo. La risa hace parte del vocabulario universal humano.

Se puede hablar de distintos tipos de risa?

Podemos decir que existen dos tipos de risa, la auténtica o espontánea y la intencional.

La risa autentica tiene un desarrollo más gradual y de menor duración. La risa intencional, la provocada, se activa mucho más rápidamente, se mantiene por más tiempo y decae rápidamente.

¿La risa fingida o sarcástica también funciona o sirve de algo?

El sarcasmo, la risa fingida libera una cascada bioquímica diferente a la que se produce con la risa genuina y espontánea, libera cortisol, la hormona del estrés que envejece y resta vitalidad.

¿En qué momento de la vida uno se ríe por primera vez? A veces uno escucha reírse a recién nacidos y los médicos dicen que no es risa sino un acto reflejo. ¿Es eso cierto?

Reír es una capacidad instintiva que no requiere aprendizaje. Lo demuestran los niños que nacen ciegos o sordos, ríen sin haber visto u oído una risa jamás. El profesor Robert Provine afirma que los bebes ríen a partir de los 3 o 4 meses de edad, incluso antes, en la semana 24 y 36: un grupo de investigadores ingleses capturaron a través de scanner con ultrasonido, las expresiones faciales de los bebes en el vientre materno, captaron su risa y su llanto, permitiendo detectar su estado de salud.

Efectivamente los bebes recién nacidos ríen. Ríen porque están cómodos, satisfechos con los que están en contacto: la madre, el padre las personas que regularmente ve, le cuidan y le aman. Sus carcajadas son realmente explosiones genuinas de contento y felicidad.

¿Para qué sirve reírse?

Para aceitar las relaciones sociales, para mantenerse saludables,

para bajar los niveles de estrés, para recordar lo que hemos olvidado, el juego, para rejuvenecer, para conectarnos con la primera infancia, con el bebé que alguna vez fuimos, para aquietar la mente, parar la loca de la casa. la cascada de pensamientos, para soltar el miedo y ganar confianza, para liberar emociones contenidas, para romper el hielo, en oriente los místicos buscan iluminarse con una buena carcajada, en los niños para crear auto identidad

¿Cuáles son los beneficios de salud que da la risa?

Son muchos los beneficios, veamos algunos: la risa trae tanta salud como hacer ejercicio. Limpia los pulmones, las mucosas, las orejas, alivia el dolor. Relaja. Acaba con el insomnio. Previene el infarto pues da un masaje interno al corazón. Se lubrican los ojos, facilita la digestión, oxigena el cuerpo. Las investigaciones del doctor Mario Farne en la universidad de Bolonia evidencia que se incrementa el sistema inmune, es decir que la risa contribuye a mantener un buen estado de salud general.

¿Y es cierto que estos beneficios se desprenden a partir de la liberación de ciertas hormonas y que estas hormonas son las que redundan en el bienestar de otras partes del cuerpo?

Si, la risa provoca la liberación de sustancias químicas llamadas neuroceptores, cuando reímos, liberamos drogas naturales, endorfinas, una sustancia química parecida a la morfina y el opio que el cerebro libera de manera natural y que alivia el dolor. Tienen una potencia mayor a cualquier otra droga diseñada en el laboratorio, producen alegría, relajación, tranquilidad y felicidad.

¿Y cuáles son los beneficios mentales de reírse?

La risa inhibe la respuesta de pelear o huir. Genera confianza, desarma el espíritu, reafirma los lazos sociales. Es una forma de lograr el cambio en el comportamiento del otro. La risa propicia el apaciguamiento, disminuye e enojo y la tensión. Con alguien enojado se disipa el riesgo del enfrentamiento. Alivia la depresión y la angustia. El estrés. Aumenta la capacidad de concentración y la memoria. Saca afuera emociones obturadas que de otra manera no conseguimos sacar. Al reír se tiene mayor confianza en sí mismo, se toman mejores decisiones, sé es más creativo.

Con la risa el cuerpo se relaja y libera estres, sabemos que el estrés es la base de la mayoría de las enfermedades que padecemos, la risa posibilita la canalización de las emociones y por ende incrementa y potencia el bienestar.

¿Por qué dicen que uno debe aprender a reírse de sí mismo?

Cuando aprendemos a reírnos de nosotros mismos dejamos de lado el ego, ese deseo obsesivo de ser perfectos, nos damos permiso para equivocarnos, vemos la vida desde el ángulo divertido, el retruécano que ve el otro, quitamos tensión a la situación y posibilitamos relajar el momento, observamos los problemas con una perspectiva ampliada, con un nuevo lente.

¿Qué tácticas o consejos darías a las personas que les cuesta reírse, las de mal genio y las tristes?

Se ha dicho que ver películas divertidas, leer o ver chistes, quizá funcionen un poco, pero la fórmula mágica es compartir con otros, estar con un amigo, una persona con la cual se tejan relaciones y con quien se puede hablar y compartir, con quien podemos realmente SER.

Una forma muy efectiva de estimular la risa es volver a lo ancestral, a esa impronta que tenemos profunda y nos conecta con nuestra época de bebé y es a través de las cosquillas, no las cosquillas que te haces a ti mismo, sino que un tercero te las haga. Cosquillas en las axilas, en las palmas de las manos, en los pies. Entrar en el juego de recibir y hacer cosquillas, activar la programación de establecer vínculos a partir del juego es una forma de decir estoy a gusto contigo. Por ello no te las puede hacer un desconocido.

Hay propuestas formales como el Yoga de la risa y los talleres de risoterapia que también ayudan mucho.

¿Cuántos músculos se ejercitan con la risa?

Con la risa se activan aproximadamente 15 músculos. Con las carcajadas ponemos en marcha más de 400 músculos. Se expanden los pulmones. Estimula los músculos de la cara, se despeja la nariz y los oídos, se lubrica la piel.

Quiénes se ríen más, los adultos o los niños o los ancianos?

Se dice que los niños ríen hasta 300 veces al día y los adultos entre quince y cien veces diarias. No obstante todos reímos. Infortunadamente con la edad nos volvemos agrios y perdemos la espontaneidad, la capacidad de asombro, de disfrutar con las cosas sencillas y elementales y de buscar la carcajada o ver el lado amable y divertido de la vida

Todo depende del contexto, de las circunstancias, de los modelos aprendidos, de cuál es la trascendencia o intrascendencia con que leemos la vida.

Robert Provine estudió el rol del sexo en el humor. La investigación reveló que el 71% de las mujeres se ríe cuando un hombre cuenta un chiste mientras que solamente el 39% de los hombres ríe con un chiste contado por una mujer. Cuando se produce más risa es cuando un hombre habla con una mujer, la mujer por lo general lidera la risa y los hombres son los que la generan, con comentarios o apuntes divertidos, inteligentes, cuando hacen extrapolación de asuntos absurdos. El sentido del humor es una de las características que las mujeres adoran en los hombres. La mujer quiere que la hagan reír y esto no tiene ninguna relación con la edad del hombre o de la mujer

¿Hay un promedio de risas diarias?


Las investigaciones de Provine afirman que los episodios de risa son treinta veces más frecuentes en los grupos que cuando se está solo. Hecho que se evidencia al pasar un programa chistoso por tv a un grupo y a una persona solitaria.


El humor es la causa de sólo un 15 o un 20% de esas risas. La mayor parte de las veces, la risa se da a continuación de los comentarios más mundanos como cuando nos cruzamos con alguien en el ascensor o cuando encontramos un conocido en la calle.


¿Cuál es la diferencia entre reír y sonreír?


La carcajada involucra un acto primario, una explosión que rompe con todo. No se desata la misma bioquímica en el cuerpo con una sonrisa que con una buena carcajada.


¿Por qué en los hospitales existe el servicio de personas que hacen reír a los enfermos, lo que se conoce como payasos clínicos?


El sentido del humor también es un poderoso aliado para superar enfermedades. El psiquiatra William Fry ha estudiado los efectos de la risa sobre el organismo durante más de 25 años. “El sentido del humor, la alegría y la risa contribuyen mucho al mantenimiento y mejora de la salud” (‘Laugher: The Best Medicine’, Barabara Butler). Fry constata que los pacientes ingresados en hospitales son capaces de superar mejor su enfermedad y el estrés producido por la misma, gracias a terapias basadas en la risa.

Los payasos son doctores espirituales, la presencia de estos doctores espirituales desacartona, desestructura el entorno, el estrés, el pensamiento reiterativo, la obsesión en torno a la enfermedad y moviliza otro escenario. El medico espiritual interactúa con los elementos básicos del ser humano, detiene el pensamiento, el dialogo mental, le muestra al enfermo cómo es. La risa es contagiosa, entonces la risa del médico espiritual libera esas sustancias que suben el sistema inmune.

La presencia de estos médicos espirituales en la cama de un enfermo lleva el mejor regalo, el amor, algo que no se puede tocar, que es energía, que eleva las vibraciones y la frecuencia del enfermo y lo encamina hacia el sendero de la sanación.


LUZ MARINA HOYOS DUQUE

PSICÓLOGA

Reg.129896

ECONOMISTA

lmhoyosd@gmail.com

www.lmhoyosd.blogspot.com

facebook.com/lmhoyosd

youtube.com/user/lmhoyosd

Hoja de vida: http://lmhoyos.blogspot.com/

Móvil +57 300 780 72 69

MEDELLIN COLOMBIA - SURAMERICA

domingo, abril 26, 2015

Me hizo una propuesta y me gustó ¿Soy gay?



“Siempre he tenido claro lo que tengo que hacer en la vida, sé tomar decisiones, ante un problema tengo la capacidad de discernimiento para observarlo como una tercera persona y en perspectiva darle solución.

No creo en los psicólogos, todos los encuentros han sido nefastos, el primero me dijo que mi padre estaba en la cárcel, el segundo me diagnostica con déficit de atención e hiperactividad y me dieron ritalina.

La semana pasada me ocurrió algo que me tiene dando vueltas, duermo mal, mi problema de colón se agravó y definitivamente no sé qué hacer. Consulte porque un amigo me hizo una propuesta y no lo golpee, ni me molestó, me quedé pensando en lo que me había dicho y lo peor, me he quedado fantaseando situaciones con él, para colmo, estoy mal en la relación con mi esposa, estoy “jarto” con ella.

Estoy confundido, no sé qué hacer. Nadie puede enterarse de esto.

Una idea obsesiva es uno de los componentes sintomáticos del trastorno obsesivo compulsivo, pero puede darse de forma aislada sin que se configure una perturbación psíquica.

Y existen diferencias claras para establecer el estado ansioso de ser homosexual que está más un trastorno obsesivo compulsivo que una homosexualidad abierta y declarada.

La ANSIEDAD homosexual puedes identificarla cuando dudas de tu propia sexualidad, tienes pensamientos no deseados relacionados con ser gay y no puedes soltar esos pensamientos. Cuando ves miembros del mismo sexo y se te activan los pensamientos indeseados de ser homosexual. Te inquieta mostrar a los otros señales de ser gay. Repites un acto que calma la angustia confirmatoria. Registras los pensamientos como inadecuados e inadmisibles y dichos pensamientos te resultan sucios no excitantes.

Mientras que si eres una persona gay, consientes las relaciones sexuales con miembros del mismo sexo sin sentir remordimiento ni angustia. Prefieres para las citas sexuales los miembros del mismo sexo y los pensamientos sobre la homosexualidad te resultan seductores, aunque en ocasiones sientas vergüenza y prefieras mantener oculta tu opción.

Entonces cuál es la diferencia entre una ansiedad homosexual y una persona gay.

La ansiedad que siente una persona homosexual está más relacionada con el señalamiento social que con el hecho de su preferencia. Mientras que la persona afectada con el TOC homosexual, trastorno obsesivo compulsivo, todo el tiempo están reprimiendo y evitando pensamientos y situaciones que los pongan en contacto con personas del mismo sexo.

Si bien la orientación sexual se despliega a lo largo de toda nuestra existencia, es posible que se presente un cambio súbito. Las investigaciones en este campo han encontrado que la insatisfacción con el género a muy temprana edad es un predictor acertado de la homosexualidad en la adultez. Las personas gay prefieren las actividades del sexo opuesto en la infancia, este no es el caso de las personas con pensamientos obsesivos de homosexualidad, como es el caso que se relata en principio, es decir los pensamientos homosexuales, no te convierten en homosexual.

jueves, abril 23, 2015

Disfrutar de lo bueno y de lo malo



Los dichos populares están llenos de sabiduría, haz escuchado: “maluco también es bueno” lo leemos a la ligera y no percibimos la inmensa verdad que encierra.  Las diferentes escuelas y culturas que invitan a la trascendencia lo dicen de una manera nueva: abraza tus fortalezas y tus debilidades, incluso la oscuridad encierra una chispa de luz.

Cuando las cosas no resultan como lo esperamos, “como debieran” tomamos una actitud reactiva, de negación, de lucha, de pelea, “no quiero esto”, forcejeamos para salir a toda costa de allí y nos perdemos el aprendizaje que nos trae el otro lado de la polaridad.

Nuestra vida transcurre en una danza que se mueve  al vaivén de la polaridades, hace parte de su dinámica: día- noche, verano- invierno, arriba, abajo, bueno, malo, luz- oscuridad, salud- enfermedad, alegría- tristeza.  Si  todo fuese alegría, felicidad, risa, bienestar, no tendríamos un referente,  un punto de comparación, como dice Osho,  el malestar, la polaridad negativa le pone un poco de chispa a la vida.

La invitación de hoy es: vivir el momento presente  abrazando esa otra polaridad, la negativa, la que a simple vista parece insubstancial, aburrida y que dentro encierra tanta  belleza. 

Ps. Luz Marina Hoyos Duque 

A pesar del miedo




Dice Dolores Ibárruri el mejor guerrero no es el que triunfa siempre sino el que vuelve sin miedo a la batalla, yo agregaría el que pese al miedo se arriesga a una nueva batalla.

miércoles, abril 22, 2015

!Mi hijo está robando!




Hacía varias semanas que no hablaba con Estefanía, su tono de voz me sonaban inusual, también la hora, eran las 10 de la noche. Después de las formalidades respectivas me lanzó a la cara: Víctor Manuel, está robando y sólo tiene ocho años. No la interrumpí, ella prosiguió.

¡Como pude ser tan ingenua! Esto viene de tiempo atrás, una vez le robó a un compañero del colegio un muñeco y me encargué de llevarlo con el niño para que lo devolviera y pidiera perdón.

Muchas veces llegaba con dinero a casa y me decía: mami imagínate que hoy me encontré dos mil pesos, mami hoy me encontré tres mil… yo pensaba: este niño si es de buenas, y le decía: parece que eres bendecido con el dinero, dale gracias a Dios.

Una vez estaba conmigo en la cocina, de pronto se desapareció. Luego regresó con un paquetico de monedas: mami tocaron la puerta y cuando abrí, mira lo que encontré. Yo seguía pensando que Víctor Manuel era bendecido con el dinero. Pero hoy rebosó la copa, me sacó veinte mil pesos de la cartera, lo confronté y me lo confesó, entonces todo ha cobrado sentido.

Tengo terror, me he esforzado por educar a mis hijo en valores, en casa no acostumbramos a decir mentiras, ¿mi hijo va a ser un delincuente?

Estefanía cálmate. Lo primero que tienes que hacer es sentarte a hablar con él, averiguar qué hace con el dinero, qué es lo que lo impulsa a robar, haz que lo devuelva e imponle un castigo, algo que pueda cumplir y que esté acorde a su edad y…

Estefanía me interrumpió. Eso ya lo he hecho, quiero algo contundente.

Víctor Manuel nunca ha sido mi paciente. Estefanía, sí. Te daré una formula y tú decides si eso es lo que le viene bien a tu hijo. Busca el apoyo de uno o dos agentes de policía, acude con tu hijo a un espacio donde esté seguro. Al menor descuido del niño te pierdes unos 10 minutos, en ese momento los agentes de policía aparecen, sujetan al niño y le dicen: ¿eres el niño que está robando?, pasados los diez minutos apareces, hablas con los agentes y le dices que lo suelten que tú estás trabajando con el niño en casa y frente a los policías le pides al niño que exprese su compromiso de honradez a partir de ese momento.

Conozco a mi hijo, eso es lo que Víctor Manuel necesita, mil gracias.

martes, abril 21, 2015

Y SI NO DUERMO BIEN…


Estamos tan ocupados en el  logro de las metas y sueños que muchas veces dejamos de lado el cuidado del hardware, nuestro vehículo de carbono, nuestro Ferrari, el cuerpo y los aspectos que lo sostienen fuerte y saludable: la comida, el buen descanso, la diversión,  el sueño.   
Cuando no dormimos bien estamos pagando un precio muy alto, hay una merma en la producción de melanina y serotonina dos hormonas que inmovilizan a aquellas que producen el estrés: la adrenalina y el cortisol. Cuando no duermo bien me siento torpe, pesada, se me olvidan las cosas, mi capacidad para pensar con claridad y tomar decisiones está nublada, no tengo un eficiente nivel de concentración y atención, el día pierde su color y brillo, todo luce opaco, es como si me faltaran neuronas para gestionar el asunto más elemental.  Estoy de mal humor y mal encarada.
Tres noches consecutivas de un mal dormir se mueren muchas células de mi cerebro. La falta del descanso adecuado  que proporciona el buen dormir impide que el cerebro haga la limpieza de las proteínas que forman las placas del Alzheimer y la demencia. Cuando dormimos adecuadamente estamos protegiéndonos de estas enfermedades.
¿Qué hago para dormir mejor?
1. Sigue una rutina cada noche: esto implica ir a la cama a la misma hora.  Preferiblemente cerca de las 10 de la noche, momento en el que hay una mayor producción de melatonina.
2. Cena ligera: una comida abundante puede estropear  un buen descanso, come algo liviano, puede ser una ensalada, algo de proteína y una o dos porciones de harina, en cantidades moderadas.
3. Evita realizar actividades en la cama: tales  como leer, comer, ver televisión, que tu cerebro asocie  la cama con dormir o hacer el amor.
4. Apaga toda interferencia: apaga todos los equipos electrónicos,  de ser posible desconéctalos, es imposible  dormir  bien cuando estás pendiente de las redes sociales y el WhatsApp.  Si el mundo se cayó que te cuenten cuando despiertes.
5. Medita: una mente bulliciosa no puede descansar. Siéntate en la cama y repasa tu día, bendice y da  gracias por todo lo que recibes, es una meditación simple, que ayuda.  Ralla: toma una hoja de papel y ralla, sintiendo como se desplaza tu mano sobre la hoja, el sonido que hace el lápiz, ralla y convierte el rallar en una meditación.
6. La siesta: aprovecha la narcolepsia que viene después del almuerzo, para mí es una pequeña fiesta, recostarse  20 o 25 minutos después del almuerzo hacen maravillas por ti, es como un resetear tu disco duro, te levantarás renovado, rejuvenecido, con mayor plasticidad neuronal, ojo, sólo 20 0 25 minutos, no más.
7. ¿Y si definitivamente no puedes dormir?, consulta al médico, al psicólogo. Pueden existir asuntos más profundos pulsando,  no te auto mediques y menos con medicamentos psiquiátricos, aunque sean los de venta libre, los efectos colaterales son devastadores.
8. Saca conclusiones: cuando duermes bien tienes una  mejor actitud, se potencia tu memoria,  tu sistema inmune, en general  todo tu organismo.
9. Por encima de todo tu: pregúntate: ¿qué me reporta  las largas horas que estoy  frente al televisor, viendo una película sosa, irrelevante, o  la inversión que hago de horas y horas hablando cosas triviales  por Facebook? Para ya, las horas de descanso que pierdes, nunca regresaran.
Si no cuidas tu sueño como algo fundamental e importante, tarde o temprano recibirás la factura  de cobro correspondiente.

Felices sueños. 


Ps. Luz Marina Hoyos Duque

Eres único (a) y especial



Tú eres único, única y especial, maravilloso (a), tienes una perfil, una fragancia, una forma de mirar, una forma de leer el mundo como nadie más lo hace, el sello que tatúas en cada acción está hablando de ti, de tu esencia.

Olvida aquello de que tienes que hacer cosas extraordinarias, de tal importancia que los medios lo registren y que impacte a toda la humanidad: que tienes que ser un gran un inventor, un gran físico, el artista de moda, importante y exitoso, ¡suelta esa basura de una vez!, existes y eso basta, existes como ser único e irrepetible. Date cuenta de ello y llénate de alegría, entonces danza, canta, grítalo a los cuatro vientos y disfruta tu unicidad.

sábado, abril 18, 2015

Qué tal si lo dices de otra manera


La forma en que hablamos, el tono que empleamos para decir algo y la manera como construimos las frases establece una gran diferencia en la comunicación y en la forma como construimos la empatía y las relaciones. La forma como expresamos las cosas nos pone en ventaja o en desventaja:

El rey de un lejano país se levantó una mañana sorprendido con el sueño que había tenido la noche anterior, soñó que había perdido todos sus dientes. Quería cuanto antes conocer cuál era el significado de dicho sueño, así que envío a buscar a uno de los sabios del reino.

Al escuchar el relato del sueño, el sabio respondió: su majestad el sueño quiere decir que perderá a toda su familia. Horrorizado el monarca al escuchar aquellas palabras ordenó que lo castigaran con cien latigazos. Insatisfecho con la primera interpretación mando a buscar a otro de los sabios. El segundo sabio al escuchar el sueño lo interpreto de la siguiente manera: majestad alegraos el sueño te está diciendo que sobrevivirás a toda tu parentela. Feliz el monarca con la segunda interpretación ordena que le den cien monedas de oro.

Uno de los cortesanos sorprendido salió detrás del segundo sabio y le preguntó: no entiendo, le diste la rey la misma explicación que el primer sabio, al primero lo castiga y a ti te premia, no entiendo. A lo que el segundo sabio replicó: el gran reto de la humanidad es aprender a comunicarse, aprender cómo decir las cosas.




jueves, abril 16, 2015

Ocho semanas de meditación pueden cambiar el cerebro



Las áreas de materia gris relacionadas con la memoria, la empatía y el estrés se transforman de forma considerable
J. DE JORGE / MADRID

No lo dice un grupo «new age», ni unos amantes de la pseudociencia o de la falsa espiritualidad, sino un equipo de psiquiatras liderado por elHospital General de Massachusetts, que ha realizado el primer estudio que documenta cómo ejercitar la meditación puede afectar al cerebro. Según sus conclusiones, publicadas en Psychiatry Research, la práctica de un programa de meditación durante ocho semanas puede provocar considerables cambios en las regiones cerebrales relacionadas con la memoria, la autoconciencia, la empatía y el estrés. Es decir, que algo considerado espiritual, nos transforma físicamente y puede mejorar nuestro bienestar y nuestra salud.

«Aunque la práctica de la meditación está asociada a una sensación de tranquilidad y relajación física, los médicos han afirmado durante mucho tiempo que la meditación también proporciona beneficios cognitivos y psicológicos que persisten durante todo el día», explica la psiquiatra Sara Lazar, autora principal del estudio. «La nueva investigación demuestra que los cambios en la estructura del cerebro pueden estar detrás de esos beneficios demostrados, y que la gente no se siente mejor solo porque se han relajado», apunta.

Lazar ya había realizado estudios previos en los que había encontrado diferencias estructurales entre los cerebros de los profesionales de la meditación, con experiencia en este tipo de prácticas, y los individuos sin antecedentes, como, por ejemplo, un mayor grosor de la corteza cerebral en áreas asociadas con la atención y la integración emocional. Pero entonces la investigadora no pudo confirmar si este proceso había sido fruto de, simplemente, haber pasado unos ratos de reflexión.
Conciencia sin prejuicios

Para el estudio actual, los científicos tomaron imágenes por resonancia magnética de la estructura cerebral de 16 voluntarios dos semanas antes y después de realizar un curso de meditación de ocho semanas, un programa para reducir el estrés coordinado por la Universidad de Massachusetts. Además de las reuniones semanales, que incluían la práctica de la meditación consciente, que se centra en laconciencia sin prejuicios de sensaciones y sentimientos, los voluntarios recibieron unas grabaciones de audio para seguir con sus cavilaciones en casa.

Los participantes en el grupo de meditación pasaron 27 minutos cada día practicando estos ejercicios. Sus respuestas a un cuestionario médico señalaban mejoras significativas en comparación con las respuestas antes del curso. El análisis de las imágenes por resonancia magnética encontró un incremento de la densidad de materia gris en el hipocampo, una zona del cerebro importante para el aprendizaje y la memoria, y en estructuras asociadas a la autoconciencia, la compasión y la introspección. Además, se descubrió una disminución de la materia gris en la amígdala cerebral, un conjunto de núcleos de neuronas localizadas en la profundidad de los lóbulos temporales, lo que está relacionado con una disminución el estrés. Ninguno de estos cambios fueron observados en el grupo de control formado por otros voluntarios, lo que demuestra que no fueron resultado solo del paso del tiempo.

«Es fascinante ver la plasticidad del cerebro y cómo, mediante la práctica de la meditación, podemos jugar un papel activo en el cambio del cerebro y puede aumentar nuestro bienestar y calidad de vida», dice Britta Hölzel, autora principal del estudio. El hallazgo abre las puertas anuevas terapias para pacientes que sufren problemas graves de estrés, como los que soportan un agudo estrés post-traumático tras una mala experienci

Música y cerebro - Cómo afecta la música a nuestro cerebro






Escuchar una canción alegre puede subir nuestro animo , si oímos un tema deprimente, sentirnos pesimistas o, en el caso de una melodía suave, relajarnos y afrontar mejor el momento.

No hay duda de que la música afecta nuestro estado anímico y provoca una serie de sensaciones, pero ¿Sabes cómo afecta la música a nuestro cerebro? Un estudio de la Universidad de Florida, lo reveló.

Dónde se interpretan la música en la estructura cerebral

Todo lo que hacemos, responde a la acción de diferentes zonas del cerebro y, en el caso de la música, esta se descompone e interpreta de forma separada:

Ritmo: Corteza frontal izquierda, corteza parietal izquierda, cerebelo derecho.
Tono: Corteza pre frontal, cerebelo, lóbulo temporal.
Letra: Área de de Wernicke, Área de Broca, Corteza motora, Corteza Visual y las zonas correspondientes a las respuestas emocionales.
Como ven, la música despierta a casi todo el cerebro y, no por nada muchos de los genios más importantes, como Einstein, tenían una fuerte pasión por ella. Además, se cree que influye en el desarrollo de la inteligencia.

Qué efectos provoca la música en nuestro cerebro y salud

La música, demostró influir no sólo en el estado actual al momento de escucharla, sino que también en el desarrollo de las personas a largo plazo. Estudios, indican que puede ser benéfica para el tratamiento de algunas enfermedades.

Quienes escuchan música desde pequeños y de forma constante, tienen mejores habilidades de lenguaje, son mas creativos y felices.

El oír música, ayuda a bajar los niveles de ansiedad, disminuir el dolor, hacer más rápida la recuperación de los enfermos, además de convertimos en personas más optimistas.

Existen varios desordenes neurológicos que, si bien no tienen cura, utilizan la música como una forma de tratamiento. Entre ellos están el Alzheimer, enfermedad de Parkinson, síndrome de Tourette y las diferentes formas de autismo.

Un estudio en Estados Unidos comprobó que quienes tenían algún tipo de educación musical, ya sea en interpretación de instrumentos o apreciación, rendían mejor en los exámenes de ingreso a la universidad.

Quienes estudiaron apreciación musical, sacaron 61 puntos más que sus pares en pruebas verbales y 42 en las matemáticas. En el caso de quienes tocaban instrumentos, la diferencia fue de 53 y 39 puntos respectivamente.

Qué esperas. Mejora tu día a día y hasta tu salud, con agradables melodías que no sólo te hacen sentir mejor, sino que suben tu intelecto.

http://www.conversandoenpositivo.cl/

miércoles, abril 15, 2015

! ABRAZAME MAS!



No me gustan los abrazos y las amigas que te refirieron me dijeron que tú abrazas a tus pacientes, me dijo Layla, el primer día de consulta. Lo tendré en cuenta Layla y me esforzaré por no abrazarte, le respondí.

Es verdad lo que dijo Layla, me encanta repartir abrazos, amplios, grandes, con los dos brazos, sostener al otro. Hace parte de mi naturaleza. Siento que un abrazo habla más claro que las palabras y los besos. Con un abrazo le digo al otro que está en mi mundo, que para mí es importante, que entiendo su sufrimiento, que puedo ponerme en su piel. Un buen abrazo es capaz de calmar la ansiedad y entrega reafirmación. Si sientes un dolor del alma o del cuerpo con un abrazo sientes compañía y es como si ese momento de dolor lo atravesaras apoyado en el hombro del otro. Así lo viví en el parto en el agua con mis dos hijos, cada contracción era acompañada de un abrazo, de un masaje, de agua tibia en la espalda. Una cascada bioquímica despertaba la oxitoxina, la hormona del amor, la confianza y el apego.

Las investigaciones que se han adelantado sobre este tema han encontrado que los beneficios son de doble vía, para quien los da y para quien los recibe.

Siempre estamos buscando las ventajas, los beneficios para hacer algo, pues bien aquí te van algunos de las razones por las cuales dar más abrazos, o tocar más, se corresponden con las investigaciones adelantadas por la psicoterapeuta Ali Goldfield:

1. Seguridad: Un abrazo comunica seguridad, incluso el contacto físico a través de un saludo de mano puede comunicar mando, fortaleza y capacidad.

2. Confianza: tocar a nuestro interlocutor genera empatía e inclina al otro a apoyarnos.

3. Con un pequeño apretón, puedes motivar al otro a dar un paso más, a tener un mejor desempeño.

4. Inseguridad: un ligero contacto físico merma la ansiedad y el estrés cuando hay una situación preocupante.

5. Solidaridad: un toque, una palmadita al otro le dice me importas, abre las compuertas de la comunicación.

6- Cuidado. Antes de tocar a otro ten en cuenta que tu relación así lo permite, o puedes consultar: ¿Puedo tocarte? ¿Te puedo abrazar?

7. Honestidad: es importante que el toque salga de tu corazón que quieras trasmitir un mensaje honesto, recuerda que el otro se da cuenta. ¿Acaso no se da cuenta tu mascota? 


Layla tenía una niña herida, sus padres eran figuras autoritarias, le habían impuesto un modelo perfeccionista, y no se acordaba nunca que la hubiesen abrazado. He de confesar que olvidaba su recomendación y al final de la sesión abría mis brazos para darle un gran abrazo, ella no se rehusaba, pero se quedaba quieta como si la estuvieran invadiendo, al final del proceso aprendió a conectarse con la proximidad y la confianza que podía tener en el otro y a la fecha cuando llega para revisar un tema me da un abrazo tan amplio y completo como el que yo le suelo dar.

Anímate, abraza y toca mas.





Resentimiento y quejas – Eckhart Tolle


Resentimiento y quejas - Eckhart Tolle

Renegar es una de las estrategias predilectas del ego para fortalecerse. Cada queja es una historia inventada por la mente y la creemos ciegamente. No importa si manifestamos nuestras quejas o si las pensamos en silencio. Algunos egos sobreviven fácilmente a base de lamentos únicamente, quizás porque no tienen mucho más con lo cual identificarse. Cuando somos presa de esa clase de ego, nos lamentamos habitualmente, en particular de los demás. Sin embargo, es algo que hacemos inconscientemente, lo cual significa que no sabemos lo que hacemos.

Aplicar rótulos mentales negativos a los demás, ya sea en su cara o cuando se habla de ellos, suele ser uno de los componentes de este patrón. Utilizar adjetivos ultrajantes es la forma más cruda de esos rótulos y de la necesidad del ego de tener la razón y triunfar sobre los demás: “idiota, perra, imbécil”, son pronunciamientos definitivos contra los cuales no hay argumento posible. En el siguiente nivel más bajo en la escala de la inconciencia están los gritos y las injurias, y bastante cerca, está la violencia física.
El resentimiento es la emoción que acompaña a las lamentaciones y a los rótulos mentales, refuerza todavía más al ego. El resentimiento equivale a sentir amargura, indignación, agravio u ofensa. Resentimos la codicia de la gente, su deshonestidad, su falta de integridad, lo que hace, lo que hizo en el pasado, lo que dijo, lo que no hizo , lo que debió o no hacer. Al ego le encanta. En lugar de pasar por alto la inconciencia de los demás, la incorporamos en su identidad. ¿Quién lo hace? Nuestra inconsciencia, nuestro ego.

A veces, la “falta” que percibimos en otra persona ni siquiera existe. Es una interpretación equivocada, una proyección de una mente condicionada para ver enemigos en los demás y elevarse por encima de ellos. En otras ocasiones, la falta puede existir pero la amplificamos al fijarnos en ella, a veces hasta el punto de excluir todo lo demás. Y fortalecemos en nosotros aquello contra lo cual reaccionamos en otra persona.

No reaccionar al ego de los demás es una de las formas más eficaces no solamente de trascender el ego propio sino también de disolver el ego colectivo de los seres humanos. Pero solamente podemos estar en un estado donde no hay reacción si podemos reconocer que el comportamiento del otro viene del ego, que es una expresión de la disfunción colectiva de la humanidad. Cuando reconocemos que no es personal, se pierde la compulsión de reaccionar como si lo fuera.

Al no reaccionar frente al ego logramos hacer aflorar la cordura en los demás, es decir, oponer la conciencia incondicionada a la condicionada. En ocasiones quizás sea necesario tomar medidas prácticas para protegernos contra personas profundamente inconscientes. Y podemos hacerlo sin crear enemistad. Sin embargo, la mayor protección es permanecer en la conciencia. 

Una persona se convierte en enemiga cuando personalizamos la inconsciencia de su ego. No reaccionar no es señal de debilidad sino de fuerza. Otra forma de expresar la ausencia de reacción es el perdón. Perdonar es pasar por alto o no reparar. No reparamos en el ego sino que miramos la cordura alojada en la esencia de todos los seres humanos.

Al ego le encanta quejarse y resentirse no solamente con respecto a otras personas, sino también a las situaciones. Lo mismo que se le hace a una persona se le puede hacer a una situación: convertirla en enemiga. La implicación siempre es: esto no debería estar sucediendo; no quiero estar aquí; no quiero tener que hacer esto; es una injusticia conmigo. Por supuesto el peor enemigo del ego es el momento presente, es decir la vida misma.

No se deben confundir las quejas con el hecho de hacer ver a una persona una deficiencia o un error a fin que que pueda corregirlo. Y abstenerse de quejarse no significa tolerar la mala calidad o la mala conducta. No es cuestión del ego decirle a un mesero que la sopa está fría y que debe calentarse, siempre y cuando nos atengamos a los hechos, los cuales siempre son neutros. Renegar es decir “Como se atreve a traerme una sopa fría”. Hay allí un “yo” al cual le encanta sentirse personalmente ofendido por la sopa fría y que va a sacar el mayor provecho de la situación, un “yo” que disfruta cuando encuentra la falta en el otro. Las quejas a las cuales nos referimos están al servicio del ego, no del cambio. Algunas veces es obvio que el ego realmente no desee cambiar a fin de poder continuar quejándose.

Trate de atrapar a la voz de su mente en el momento mismo en que se queja de algo, y reconózcala por lo que es: la voz del ego, nada más que un patrón mental condicionado, un pensamiento. Cada vez que tome nota de esa voz, también se dará cuenta de que usted, no es la voz, el pensador está en primer plano. Es así como usted Se libera del ego, de la mente no observada. Tan pronto como tome conciencia del ego que mora en usted, deja de ser ego para convertirse en un viejo patrón mental condicionado. El ego implica inconsciencia. La conciencia y el ego no pueden coexistir. El viejo patrón o hábito mental puede sobrevivir y reaparecer durante un tiempo porque trae el impulso de miles de años de inconsciencia colectiva, pero cada vez que se le reconoce se debilita.

Eckhart Tolle

Una nueva tierra

lunes, abril 13, 2015

Los septenios del ser humano - OSHO







Te he oído mencionar los ciclos de siete años en la vida de un ser humano. ¿Cuál es el significado de estos ciclos?

De hecho, hay un ciclo de siete años en toda vida. Cambiamos cada siete años: un ciclo se completa. Y todos los grandes cambios ocurren entre el final de un ciclo y el comienzo del siguiente ciclo. Primero, a la edad de siete años el niño deja ya de ser un niño pequeño; comienza un mundo totalmente diferente. Hasta entonces era inocente. Ahora comienza a aprender las artimañas del mundo, la astucia, todas las decepciones, los juegos; comienza a aprender a fingir, comienza a llevar máscaras. La primera capa de falsedad comienza a rodearle.

A la edad de catorce, el sexo, que nunca había sido un problema hasta entonces, aflora súbitamente en su ser... y su mundo cambia, ¡cambia completamente! Por primera vez empieza a interesarse por el otro sexo...

Emerge una visión totalmente nueva y él comienza a soñar y a fantasear. Y así prosigue...

A la edad de veintiuno, nuevamente: ahora son los juegos de poder, los juegos del ego, la ambición; ahora está dispuesto a entrar en algún juego de poder, a conseguir más dinero, a hacerse más famoso, a esto y a lo otro.

Eso son los veintiún años. Nuevamente se ha completado un ciclo.

A los veintiocho, nuevamente: se asienta, comienza a pensar en la seguridad, en el confort, en el saldo bancario. Por eso tienen razón los hippies cuando dicen: «No confíes en nadie de más de treinta años». De hecho, deberían decir veintiocho, porque es entonces cuando una persona se vuelve formal.

A la edad de treinta y cinco nuevamente comienza a ocurrir un cambio, porque a los treinta y cinco uno está casi en la cumbre de la vida. Si un hombre va a morirse a los setenta, que es lo normal, entonces los treinta y cinco parecen ser la cumbre. El ciclo mayor ha llegado a mitad de camino y el hombre empieza a pensar en la muerte, comienza a tener miedo. El temor aflora. Esta es la edad, entre los treinta y cinco y los cuarenta y dos, en la que sube la tensión sanguínea y ocurren las úlceras, los ataques al

corazón y todo tipo de cosas... debido al miedo. El miedo crea todas estas cosas: el cáncer, la tuberculosis... Un hombre se hace propenso a todo tipo de accidentes porque el temor ha entrado en su ser. Ahora la muerte parece acercarse: él dio el primer paso hacia la muerte el día que sobrepasó los treinta y cinco.

A la edad de cuarenta y dos una persona comienza a ser religiosa. Ahora la muerte no es algo meramente intelectual; él está más y más alerta ante ella y quiere hacer algo, realmente hacer algo, porque si espera más será demasiado tarde... A los cuarenta y dos años una persona necesita alguna religión, al igual que a los catorce necesitó una mujer o ella necesitó un hombre con quien relacionarse; la relación sexual era necesaria. Exactamente lo mismo ocurre a los cuarenta y dos: ahora se necesita una

relación religiosa. Uno necesita un Dios, un maestro, algo a lo que rendirse, algún lugar adonde ir y descargarse.

A la edad de cuarenta y nueve una persona se asienta al respecto de la religión. La búsqueda ha concluido y la persona se asienta.

A la edad de cincuenta y seis, si las cosas van naturalmente y la persona sigue su propio ritmo, comenzará a obtener nuevos vislumbres de lo divino.

A la edad de sesenta y tres, si todo va de modo natural, tendrá su primer satori. Y si esto ocurre a la edad de sesenta y tres, si ha tenido su primer satori, morirá de una hermosa muerte a la edad de setenta.

Entonces la muerte no será una muerte: será una puerta a lo divino, será un encuentro con el amado

sábado, abril 11, 2015

EL NIÑO QUE PUDO HACERLO...


Dos niños llevaban toda la mañana patinando sobre un lago helado cuando, de pronto, el hielo se rompió y uno de ellos cayó al agua. La corriente interna lo desplazó unos metros por debajo de la parte helada, por lo que para salvarlo la única opción que había era romper la capa que lo cubría.


Su amigo comenzó a gritar pidiendo ayuda, pero al ver que nadie acudía buscó rápidamente una piedra y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas.
Golpeó, golpeó y golpeó hasta que con-siguió abrir una grieta por la que metió el brazo para agarrar a su compañero y salvarlo.

A los pocos minutos, avisados por los vecinos que habían oído los gritos de socorro, llegaron los bomberos.

Cuando les contaron lo ocurrido, no paraban de preguntarse cómo aquel niño tan pequeño había sido capaz de romper una capa de hielo tan gruesa.
-Es imposible que con esas manos lo haya logrado, es imposible, no tiene la fuerza suficiente ¿cómo ha podido conseguirlo? -comentaban entre ellos.

Un anciano que estaba por los alrededores, al escuchar la conversación, se acercó a los bomberos.
-Yo sí sé cómo lo hizo -dijo.
-¿Cómo? -respondieron sorprendidos.
-No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

Incrementa tu poder mental


La mente es un motor que debemos conservar en las mejores condiciones para hacerlo funcionar al cien por cien. Si nuestra mente está dispersa, olvidamos cosas, tomamos las decisiones erróneas, actuamos equivocadamente…

Energizar nuestra mente puede ayudarnos a ser más creativos, más lúcidos, solucionar mejor los retos con que nos enfrentamos cotidianamente y enfocarnos de la mejor manera en lo que nos interesa. Estos son algunos de los pasos que te pueden ayudar a aumentar tu poder mental.

1. Cambia tu rutina


Si sueles pasar tus días en forma robotizada, es probable que tu cerebro no esté funcionando a toda su capacidad. Estimular tu cerebro revitaliza tu mente, la llena de energía. Cambiar la rutina es uno de los primeros pasos que puedes emprender para dilucidar tu mente. Hacer siempre lo mismo te convierte en un ser autómata que no reacciona adecuadamente.

Hay muchas formas de cambiar tu rutina, desde elegir un camino distinto para ir a tus actividades diarias, practicar alguna actividad que nunca has intentado, conocer gente nueva, leer un buen libro, escuchar música distinta a la que habitualmente te agrada, ver una película alternativa…

2. Llénate de “buena vibra”

Las personas trasmiten a los demás sus vibraciones, positivas o negativas. Si sueles acompañarte de personas con buena vibra, tu mente se llenará de energía y estarás siempre con una mentalidad positiva. Eso te ayudará a ser más creativo, estimular tu mente con planes a corto y largo plazo. Y como todo tiene su compensación, no sólo aumentará tu energía mental sino también tu energía física. A la larga, todos esos beneficios repercutirán en hábitos más saludables.

3. Agradece todo lo bueno que te da la vida

A menos que seas una excepción en el planeta Tierra, siempre tendrás varias razones para agradecer todo lo bueno que te ofrece la vida. Ser agradecido conlleva producir energía mental positiva. Producir esa energía mental positiva te da más confianza y esa confianza te hará irradiar seguridad en todos los aspectos de tu vida.

Agradecer te permite darle el justo valor a tus cualidades, a tus habilidades, a las personas que te rodean, a tus relaciones. Un buen ejercicio es escribir por lo menos cinco de las razones por las que debes estar agradecido. El solo hecho de estar con vida ya es motivo de agradecimiento, ¿no lo crees?

4. Organízate

Pensar en múltiples cosas a la vez te dispersa y te impide concentrarte en metas concretas. Una buena forma de organizarte es planear con anticipación. Si elaboras una lista de lo que planeas hacer, te resultará más fácil decidir en qué orden deseas realizar tus cometidos.

Delegar las tareas a realizar también te ayuda. Recuerda que no puedes tu solo llevar el mundo sobre tus hombros. Siempre hay deberes que otros pueden realizar por ti. Cuando suprimes cosas inútiles de tu mente, la dejas libre para enfocarte en aquellas cosas que realmente solo tú puedes realizar.

Sigue estos sencillos pasos y no solo serás tú quien vea los efectos positivos. También los demás te harán saber la energía mental que emanas y la claridad de pensamiento que eres capaz de contagiar.

Imagen cortesía de kts design

viernes, abril 10, 2015

ENTREVISTA LAMA TULKU LOBSAN- MEDICO TIBETANO (Ayurvedico)




--Cuando un paciente viene a su consulta, ¿cómo descubre cuál es su enfermedad?
--Mirando cómo se mueve, su postura, la forma de mirar. No hace falta que me hable ni me explique qué le pasa. Un doctor de medicina tibetana experimentado, solo con que el paciente se le acerque a unos 10 metros, puede saber qué dolencia sufre.

--Pero también escucha los pulsos.
--Así obtengo la información que necesito de la salud del enfermo. Con la lectura del ritmo de los pulsos se pueden diagnosticar un 95% de las enfermedades, incluso psicológicas. La información que dan es rigurosa como la de un ordenador. Pero leerlos requiere mucha experiencia.

--Y después, ¿cómo cura?
--Con las manos, la mirada, y preparados de plantas y minerales.

--Según la medicina tibetana, ¿cuál es el origen de las enfermedades?
--Nuestra ignorancia.

--Pues perdone la mía, pero, ¿qué entiende usted por ignorancia?
--No saber que no sabes. No ver con claridad. Cuando ves con claridad, no tienes que pensar. Cuando no ves claramente, pones en marcha el pensamiento. Y cuanto más pensamos, más ignorantes somos y más confusión creamos.

--¿Cómo puedo serlo menos?
--Le daré un método muy simple: practicando la compasión. Es la manera más fácil de reducir tus pensamientos. Y el amor. Si quieres a una persona de verdad, es decir, si no la quieres solo para ti, aumenta tu compasión.

--¿Qué problemas ve en Occidente?
--El miedo. El miedo es el asesino del corazón humano.

--¿Por qué?
--Porque con miedo es imposible ser feliz, y hacer felices a los otros.

--¿Cómo afrontar el miedo?
--Con aceptación. El miedo es resistencia a lo desconocido.

--Y como médico, ¿en qué parte del cuerpo ve más problemas?
--En la columna, en la parte baja de la columna: os sentáis demasiado tiempo en la misma postura. Vitalmente, tenéis demasiada rigidez.

--Tenemos muchos problemas.
--Creemos que tenemos muchos problemas, pero en realidad nuestro problema es que no los tenemos.

--¿Qué quiere decir?
--Que nos hemos acostumbrado a un nivel de necesidades básicas cubiertas, de modo que cualquier pequeña contrariedad nos parece un problema. Entonces, activamos la mente y empezamos a darle vueltas y más vueltas sin solucionarlo.

--¿Alguna recomendación?
--Si el problema tiene solución, ya no es un problema. Si no, tampoco.


--¿Y para el estrés?
--Para evitarlo, lo mejor es estar loco.

--¿...?
--Es una broma. No, no tan broma. Me refiero a ser o parecer normal por fuera, y por dentro estar loco: es la mejor manera de vivir.

--¿Qué relación tiene usted con su mente?
--Soy una persona normal, o sea que a menudo pienso. Pero tengo entrenada la mente. Eso quiere decir que no sigo a mis pensamientos. Ellos vienen, pero no afectan ni a mi mente ni a mi corazón.

--Usted se ríe a menudo.
--Cuando alguien ríe, nos abre su corazón. Si no abres tu corazón, es imposible tener sentido del humor. Cuando reímos, todo es claro. Es el lenguaje más poderoso: nos conecta a unos con otros directamente.

--También acaba de editar un CD de Mantras con una base electrónica, para el público occidental.
--La música, los Mantras y la energía del cuerpo son lo mismo. Como la risa, la música es un gran canal para conectar con el otro. A través de ella, podemos abrirnos y transformarnos: así la usamos en nuestra tradición.

--¿Qué le gustaría ser de mayor?
--Me gustaría estar preparado para la muerte.

--¿Y nada más?
--El resto no importa. La muerte es lo más importante de la vida. Creo que ya estoy preparado. Pero antes de la muerte, debemos ocuparnos de la vida. Cada momento es único. Si damos sentido a nuestra vida, llegaremos a la muerte con paz interior.

--Aquí vivimos de espaldas a la muerte.
--Mantenéis la muerte en secreto. Hasta que llegará un día de vuestra vida en que ya no será un secreto: no os podréis esconder.

--Y la vida, ¿qué sentido tiene?
--La vida tiene sentido, y no. Depende de quién seas. Si realmente vives tu vida, entonces la vida tiene sentido. Todos tenemos vida, pero no todo el mundo la vive. Todos tenemos derecho a ser felices, pero tenemos que ejercer ese derecho. Si no, la vida no tiene sentido.




¿CÓMO SE RELACIONAN EL PODER PERSONAL O AUTOESTIMA CON EL ÉXITO?




La autoestima es sólo uno de los factores que constituyen el auto-esquema individual, que realmente está compuesto por cuatro elementos: auto- concepto, auto imagen, auto estima, autoeficacia. Cuando uno de estos elementos se desborda los demás salen detrás, por ello, regularmente oímos hablar sólo de autoestima.

El auto- esquema y sus cuatro jinetes tiene relación con el amor y valía que tenemos por nosotros mismos, el concepto y apreciación de nuestras fortalezas y debilidades, la aceptación o no de nuestro cuerpo y sus características físicas  y particulares, la confianza y la fe o desconfianza que tenemos en nuestros talentos y destrezas para sacar adelante una determinada tarea o proyecto.

Desde la infancia empezamos a formar nuestro auto- esquema y a ello contribuyen las personas con las que nos relacionamos: padres, abuelos, tíos o familiares de crianza,  a través de mensajes directos u ocultos, de la aprobación o desaprobación de nuestros actos, de sonrisas, guiños de asentimiento o censura. Estas percepciones visuales, auditivas, sensoriales van transformándome a partir de cuál es la interpretación que yo le doy desde la infancia y a lo largo de la vida.

¿Cuál es la importancia de la autoestima?

Conócete a ti mismo, reza una de las sentencias en el templo de Delfos. Cuando nos conocemos podemos reconocer nuestras fortalezas y debilidades. Cuando reconozco cuáles son los talentos que despliego de manera única, y especial y cuáles son los temas que me resultan difíciles, es decir cuando reconozco mis limitaciones, puedo poner el mismo rasero a los demás, y puedo aceptarlos tal y como son, sin esperar perfección.


Al reconocer nuestros puntos fuertes y nuestras flaquezas construimos un poder personal sólido, proyectamos  una seguridad y confianza tales  como para abordar cualquier experiencia o reto, una y otra vez pues  somos capaces de entender que solo con la persistencia y la constancia lograremos la maestría y cada intento lo único que logra es pulir el camino para alcanzar la victoria. 

¿Necesito ir a terapia, donde el psicólogo?- Preguntas frecuentes




1. ¿Ir al psicólogo implica que tengo una enfermedad mental?
Definitivamente no. Acudimos a terapia  psicológica para entender un asunto que 
solos no hemos podido resolver, cuando un tema se vuelve reiterativo en mi vida y no entiendo por qué si me produce tanto sufrimiento y angustia vuelvo a caer en él. Asisto al psicólogo para que acompañe a encontrar las respuestas que están dentro de mi interior, pero que el miedo y las resistencias me impiden ver y  encontrar claramente. Tener conciencia de que necesitas apoyo es una evidencia de un  estado mental normal.

2. Tengo miedo de ir y develar a un extraño mis más profundos secretos, temo que me juzguen.


Toda experiencia nueva genera una cierta incertidumbre, un cierto temor. Es importante que antes de asistir a consulta te documentes, explores quién es ese profesional. El mundo de hoy tiene múltiples opciones para poder hacerlo. Un terapeuta, un psicólogo jamás te va a juzgar, nada de lo que compartas en ese espacio terapéutico será considerado bueno o malo, cada acción será analizada como lo que es, el objetivo será entender por qué estas actuando de esa manera, para  resignificar, sentir, percibir de una manera nueva.

3. ¿Cómo me doy cuenta cuándo debo ir a terapia?

Tu sabiduría interna no te engaña, si sientes que un tema viene persiguiéndote por mucho tiempo y que definitivamente no puedes superarlo es hora de ir a terapia. Si estás atravesando por un síntoma físico que se ha vuelto crónico, será el momento oportuno, si tus creencias y paradigmas no te permiten  avanzar, si te has convertido en tu peor enemigo, si sientes que has perdido el sentido por la vida, si tienes problemas de relación. Si tienes preguntas existenciales por resolver, si...

4. ¿Cómo puede ayudarme un psicólogo?

A través de la escucha empática y el despliegue de técnicas psicológicas posibilita con tu participación activa la conexión con tu ser más íntimo, con tu sabiduría interna para hallar las respuestas que te habitan.

5. ¿Es seguro que un psicólogo me puede ayudar?

Por supuesto que sí. Es muy  importante enfatizar en tu papel activo, un paciente que se compromete con su proceso de manera honesta, disciplinada y coherente avanza de manera sorprendente y vertiginosa.


Luz Marina Hoyos Duque 
psicóloga Clínica 
MP: 129896

jueves, abril 09, 2015

EL TRABAJO, CON O SIN EGO - Echkart Tolle


"A mayor conocimiento menos ego, a menor conocimiento mas ego" Einstein


La mayoría de las personas experimentamos momentos de ausencia del ego. Quienes sobresalen verdaderamente en lo que hacen pueden trabajar casi completamente liberados del ego. Quizás no lo sepan, pero el trabajo se convierte para ellos en una práctica espiritual. La mayoría de ellos están presentes mientras realizan su trabajo y vuelven a un estado de inconsciencia relativa en su vida privada. Eso significa que su Presencia se limita transitoriamente a un aspecto de sus vidas. He conocido maestros, artistas, enfermeros, médicos, científicos, trabajadores sociales, camareros, dueños de empresa y vendedores que realizan su trabajo admirablemente sin buscar retribuciones egoístas y respondiendo plenamente a cualquier cosa que el momento les exija. Son uno con lo que hacen, uno con el Ahora, uno con las personas a quienes sirven o con las actividades que realizan. La influencia que esas personas ejercen sobre los demás va mucho más allá de su función. Hacen que se empequeñezca el ego de todas las personas que entran en contacto con ella. Hasta quienes poseen egos pesados a veces aflojan, bajan la guardia y dejan de representar sus personajes cuando se relacionan con esas personas. No sorprende que quienes abandonan su ego mientras trabajan tienen un éxito extraordinario en lo que hacen. Todas las personas que trabajan en la unicidad contribuyen a construir la nueva tierra.

También he conocido a muchas personas que son técnicamente buenas en lo que hacen pero cuyo ego interfiere permanentemente en su trabajo. Solamente ponen una parte de su atención en lo que hacen, mientras que la otra parte está fija en sí mismas. Su ego les exige reconocimiento personal y desperdician energía en resentimientos cuando no reciben suficiente (y nunca nada les basta). "¿Esa otra persona ha recibido más reconocimiento que yo?" O tienen su atención puesta en el dinero o el poder, y su trabajo no es más que un medio para esa finalidad. El trabajo que se convierte solamente en un medio para alcanzar una finalidad, no puede ser de alta calidad. Cuando surgen obstáculos o dificultades, cuando las cosas no marchan según lo previsto, cuando otras personas o circunstancia no ayudan o cooperan, en lugar de estar en unidad con la nueva situación y responder a las exigencias del momento presente, reaccionan contra la situación y, por tanto, se separan de ella. Hay un "yo" que se siente personalmente ofendido o resentido, y es enorme la cantidad de energía que se quema en protestas o enojos, la cual podría utilizarse para resolver la situación si el ego no la estuviera desperdiciando. Lo que es más, esta "antienergía" crea obstáculos nuevos y más oposición. Muchas personas son realmente su propio peor enemigo.

Muchas personas, sin saberlo, sabotean su propio trabajo cuando retienen información o ayuda, o tratan de obstaculizar a las demás personas para impedir que tengan más éxito o reciban más crédito que "yo". La cooperación es ajena al ego, salvo cuando hay una motivación oculta. El ego no sabe que mientras más incluye a los demás, mejor fluyen las cosas y más fácilmente recibe todo lo que anhela. Cuando damos poca o ninguna ayuda a los demás o levantamos obstáculos en su camino, el universo, a través de las personas y de las circunstancias, nos priva de ayuda al habernos desconectado del todo. El sentimiento de carencia que se anida en las profundidades del ego le hace reaccionar frente al éxito de los demás como si ese éxito "me lo hubieran arrebatado a mi". No sabe que el resentimiento por el éxito de los demás limita sus propias posibilidades. A fin de atraer el éxito es necesario acogerlo donde quiera que ocurra.


Eckhart Tolle 

Consecuencias de no saber decir no



Es cierto que decir que sí y hacer lo que los otros desean puede suponerte beneficios a corto plazo. Las personas que no establecen sus límites suelen parecer bastante complacientes de cara a los demás, y su trato es agradable. Sin embargo, el coste para ellos es muy alto, ya que a largo plazo sufren las consecuencias de no saber decir que no, que son:

Sentimiento de inferioridad y baja autoestima.
Problemas interpersonales por no dejar claro lo que realmente quieren. Esto confunde a las personas de su entorno, que desconocen sus auténticos sentimientos y deseos, y no saben bien qué es lo que deben hacer.

Malestar emocional: es frecuente que experimenten elevados niveles de ansiedad, tristeza e irritabilidad.

Sentimiento de soledad emocional: sienten que nadie les entiende.

Explosiones de ira: pueden “estallar” por algo que realmente no es un problema debido a la acumulación previa del malestar que no han llegado a expresar.

Sentimiento de insatisfacción, puesto que piensan que nunca se hace lo que ellos quieren.

Autoreproches y sentimiento de culpa por no ser capaces de expresar sus deseos.

Los demás abusan de ellos: la gente recurre a ellos en exceso porque “les acostumbran” a saber que siempre estarán ahí.