viernes, mayo 29, 2015

AFIRMACIONES DE LOS TRIUNFADORES




1. Todo sucede para mi bien.
2. No existen fracasos solo resultados.
3. Yo soy responsable de mi mundo.
4. No necesito saber de todo para usar  de todo.
5. El trabajo es un juego ( un reto).
6. No hay éxito verdadero sin una entrega personal absoluta.
7. Nuestros mejores recursos son los recursos humanos.

jueves, mayo 28, 2015

CÓMO SANAR LAS HERIDAS EMOCIONALES CINCO PASOS


Las experiencias dolorosas que desarrollamos a lo largo de nuestra vida conforman nuestras heridas emocionales. Estas heridas pueden ser múltiples y podemos llamarlas de muchas formas: traición, humillación, desconfianza, abandono, injusticia.

No obstante, debemos de hacernos conscientes de ellas y evitar maquillarlas, pues cuanto más tiempo esperemos a sanarlas más se agravarán. Además, cuando estamos heridos, vivimos de forma constante situaciones que tocan nuestro dolor y hacen que nos pongamos múltiples máscaras por el miedo a revivir nuestro dolor.

Así es que, a continuación, os mostramos 5 etapas que necesitamos experimentar para sanar nuestras heridas emocionales:

1- Acepta la herida como parte de ti mismo.

La herida existe, puedes estar o no de acuerdo con el hecho de que existe pero el primer paso es aceptar esa posibilidad. Según Lisa Bourbeaur, aceptar una herida significa mirarla, observarla detenidamente y saber que tener situaciones que resolver forma parte de la experiencia del ser humano.

No somos mejores o peores solo porque algo nos haga daño. Haberte construido tu coraza de protección es un acto heroico, un acto de amor propio que tiene mucho mérito pero que ya ha cumplido su función.

Es decir, te protegió de los ambientes que te dañaron pero, una vez que la herida está abierta y la puedes ver es momento de pensar en sanarla. Aceptar nuestras heridas resulta muy beneficioso entre otras cosas porque nos ayudará a no querer cambiarnos a nosotros mismos.

2-Acepta el hecho de que lo que temes o reprochas, te lo haces a ti mismo y a los demás.

La voluntad y la decisión de sobreponernos a nuestras heridas es el primer paso hacia la paciencia, la compasión y la comprensión con nosotros mismos. Estas cualidades que desarrollarás para ti mismo, irás desarrollándolas para con los demás, lo que alimentará tu bienestar.

A veces no nos damos cuenta de que ponemos nuestras expectativas vitales en los demás, esperando que suplan nuestras carencias y que colmen nuestras esperanzas. Lo cierto es que nuestro comportamiento lleva a anular nuestras relaciones y gran parte de nuestra vida, generando gran malestar porque los demás no responden como esperamos.

3-Darte el permiso para enfadarte con aquellas personas que alimentaron esa herida.

Cuanto más nos dañen y más profundas sean nuestras heridas, más normal y humano resultará culpar y sentir enfado hacia quien nos perjudicó. Date permiso para enfadarte con ellos y perdónate a ti mismo.

De lo contrario, desahogarás todo ese rencor contigo mismo y con los demás, pues si lo haces es como si estuvieras arañando tus heridas de forma constante. Sentirse culpable dificulta el perdón pero liberarnos de esa culpa y el rencor es la única forma de sanar nuestras heridas.

También es necesario perdonar, pues debemos aceptar que las personas que hieren es probable que lleven dentro un profundo dolor. Nosotros mismos dañamos a los demás con las máscaras que nos ponemos para proteger nuestras heridas.

4-Ninguna transformación es posible si no se acepta previamente la herida.

Esta herida te va a enseñar algo, aunque es probable que te cueste aceptarlo porque nuestro ego crea una barrera de protección bastante eficaz para ocultar nuestros problemas.

Lo cierto es que, normalmente, el ego quiere y cree tomar el camino más fácil pero en realidad nos complica la vida. Son nuestros pensamientos, reflexiones y actuaciones los que nos la simplifican, aunque nos parezca demasiado complicado por el esfuerzo que requiere.

Intentamos esconder la herida que más nos hace sufrir porque tememos mirar de frente a nuestra herida y revivirla. Esto nos hace portar máscaras y agravar las consecuencias del problema que tenemos; pues, entre otras cosas, dejamos de ser nosotros mismos.

5-Darte tiempo para observar cómo te has apegado a tu herida en todos estos años.

Lo ideal es deshacernos de estas máscaras cuanto antes, sin juzgarnos ni criticarnos, pues esto nos permitirá identificar cómo debemos tratar nuestras heridas para sanarlas.

Es posible cambiar de máscara en un mismo día o llevar la misma durante meses o días. Lo ideal es que seas capaz de decirte a ti mismo:Vale, me he colocado esta máscara y la razón ha sido esta.

Entonces sabrás que estás en camino y que en el resto del viaje, tu guía será la inercia que te permita sentirte bien sin ocultarte.

miércoles, mayo 27, 2015

¿POR QUÉ HACER DEPORTE?



Workout


¿Aún no empiezas a hacer ejercicio físico? ¿Iniciaste el año con el firme propósito de: este año sí?, pero la rutina diaria y los compromisos laborales, académicos, de familia y sociales te han resultado una buena excusa para procrastinar, dejarlo para después.

Te recuerdo las ventajas que recibes cuando haces deporte de forma regular. Deja a un lado la pereza y anímate a iniciar esa maravillosa experiencia, date este regalo, tu cuerpo, tu mente y tu espíritu te lo agradecerán:

1. Liberas el estrés: el agite de la vida diaria te mantiene como una olla a presión, el cuello tensionado, los músculos engarrotados, estas cargado de cortisol. Ante el más mínimo estimulo puedes estallar, el deporte te posibilita esa descarga.

2. Rejuveneces: y vaya si lo he comprobado, papá y mamá superan los ochenta y son capaces de tocar la punta de sus pies, subir los doce pisos como una lechuga cuando el ascensor está en mantenimiento, sus rostros lucen lustrosos y sus mentes permanecen lucidas .

3. Incrementas tu felicidad: la actividad física te recarga de serotonina, la hormona de la felicidad. Cuando haces deporte te habita una sensación de contento y bienestar contagiosos.

4. Mejoras tu masa muscular: la fuerza de la gravedad no es nuestra amiga, tira todo hacia su centro, los músculos no son la excepción, con el deporte equilibramos las fuerzas y mejoramos el tono muscular.

5. Mejoras tu autoestima: hacer deporte implica disciplina, constancia perseverancia, por ello cuando hacemos deporte tenemos un sentimiento de plenitud y empoderamiento que te llenara de seguridad y confianza.

6. Mejoras la postura: una buena postura impacta, revela seguridad, autodominio, el deporte te ayuda a mantener conciencia de tu postura, a dejar la joroba y a exhibir un mejor porte.

7. Incrementas tu capacidad neuronal: ¿recuerdas mente sana en cuerpo sano? Somos una unidad, el ejercicio físico implica oxigenar el cerebro, una mente oxigenada piensa de forma mucho más clara.

8. Ganas disciplina: muchas veces sentirás flojera, querrás renunciar. Al vencer la pereza y continuar con constancia tu rutina de ejercicios, estás habilitando los músculos de la disciplina, valor importante para todos los proyectos que emprendas en tu vida.

9. Duermes como un bebé: al descargar el cortisol del estrés y cargarte de serotonina después de una larga jornada, de haber cumplido con tus compromisos laborales, académicos y de familia, te entregarás en los brazos de Morfeo para tener un descanso reparador y vivificante.

10. Tendrás un mejor sexo: sí porque la sumatoria de todos los beneficios anteriores te permitirá tener una faena amorosa con total conciencia, en el aquí y en el ahora, que te convertirá en un fantástico amante.



Siete claves para alcanzar el éxito





1. Pasión: El primer secreto del éxito es simple: Averigua que es lo que amas hacer y dirige todas tus energías en esa dirección. Las personas de éxito actúan por amor y no por dinero. El dinero es tan solo una consecuencia de hacer las cosas bien hechas.

2. Trabajo: Todo va encadenado. Cuando te apasiona lo que haces, tu trabajo te divierte y en este sentido trabajarás muy duro para divertirte al máximo. Cuando amas tu trabajo dejas de tener un empleo y pasas a tener una misión.

3. Enfoque: Organiza tu mente y tus días y dirige toda tu atención hacia una sola cosa a la vez. Mantente enfocado hasta conseguir los resultados deseados.

4. Desarrolla tus ideas: La economía moderna se fundamenta en ideas. Muchas de las empresas más grandes y valiosas de la historia son proyectos que se desarrollaron a partir de una gran idea y algunos cientos de dólares. Observa tu entorno, identifica necesidades, sé creativo, trata de hacer las cosas simples, desarrolla y cultiva tus ideas.

5. Mejorar: Para ser exitoso, debes dedicarte a algo y ser el mejor en ello. No hay ningún secreto o guía para ser el mejor, la clave es mucha práctica y tener la inteligencia suficiente para aceptar los errores, enmendarlos y usarlos para avanzar hacia el éxito y la felicidad.

6. Empuje: Debes empujarte y ser física y mentalmente más fuerte que tus miedos. Transforma el no puedo por el sí quiero y entraras en el mundo de las posibilidades, donde podrás conseguir todo aquello que te propongas.

7. Persistir: Cuando sabes lo que quieres y lo quieres con suficiente fuerza, siempre vas a encontrar la forma de obtenerlo. Sigue adelante, no te salgas del camino y persiste al PRIC(Presión, rechazo, idiotas y críticas)

Fuente: http://www.serfelizesgratis.org/

El poder del abrazo




Esta ha sido una semana de abrazos: afectuosos, protectores, de “todo irá bien”…También ha sido la semana en que, diversos pacientes, recordaban aquellos inicios de sus respectivas terapias cuando “les daba corte” darme un abrazo y se solucionaba con dos besos o un apretón de manos. Con el tiempo -y el compartir vivencias, sentimientos- el abrazo apareció, sin proponérselo, con su poder altamente curativo.

Todas las personas necesitamos del contacto físico de otras, porque nos hace sentir reconocidas, protegidas y queridas. En Psicología se entiende por memoria afectiva “el sentimiento con una carga emocional especial que reaparece cada vez que se recuerda una experiencia previa significativa”.
¿Cómo sentimos los abrazos?

En la piel existen los llamados Corpúsculos de Meissner que son los encargados de recibir la señal del tacto y enviarla a la corteza cerebral. Asimismo, existen los mecanorreceptores que pueden asimilar si algo o alguien esta frío, cálido, una caricia, cosquillas, pellizcos, áspero, rugoso, suave… Cada una de las partes de nuestro cuerpo, posee estos receptores – aunque las manos y los labios, tienen una mayor cantidad- y, por tanto, pueden enviar una señal eléctrica al cerebro que será transformada en aquello que percibimos – a nivel consciente – como una cosquilla, un pellizco, una caricia o un abrazo.

Gracias a la Resonancia Magnética Funcional –que permite obtener imágenes del cerebro mientras esta funcionando – se ha observado que cuando abrazamos a una persona por la cual no sentimos atracción sexual ni enamoramiento,liberamos oxitocina, hormona que disminuye los niveles de cortisol y adrenalina – las llamadas “hormonas del estrés” –y nos hace sentirnos más relajados.

Pero, determinadas investigaciones, han demostrado que no ocurre lo mismo si abrazamos a una persona que nos acaban de presentar que a un amigo o un familiar ya que, en este caso, tanto los Corpúsculos de Meissner como los mecanorreceptores , aparte de enviar la señal al cerebro, también lo hacen al sistema límbico que es aquella zona cerebral encargada de regular las emociones. Por tanto, la oxitocina producida sirve para estrechar los vínculos afectivos y formar el apego, es decir, el deseo de estar próximo con las personas que son significativas para nosotros.
Pero, ¿eres afectuoso?

Desde el punto de vista de la vida en pareja, hemos de considerar que los abrazos, las caricias y las miradas se hallan entre las formas más placenteras de invitar a la cercanía al otro/a. Y, aunque parece fácil de explicar, muchas veces, es difícil de llevar a la práctica ya que no todas las personas somos igualmente afectuosas; al contrario, existen muchas personas, incapaces de demostrar cariño y ello les puede hacer parecer frías y distantes, aunque, realmente, no sea así. En este caso, el problema principal es la “compensación”, es decir, para excusarse por unos sentimientos incapaces de expresar – aunque podrían- compran regalos muy caros. En casos muy extremos, esta persona va a necesitar estimulantes como alcohol o sustancias de abuso para desinhibirse.
Placer y sexo

El placer es una búsqueda propia de la naturaleza del ser humano. Debajo de la misma, se halla la necesidad de ser libre, de poder ser lo que uno quiere ser, por lo que uno es y esta se convierte , a su vez, en una dificultad y en un conflicto, especialmente, en el caso de personas que, durante su crecimiento, han sido condicionadas por su entorno a que el amor sólo se consigue si se cumplen determinadas expectativas o si se hacen las “cosas bien” y que, en caso contrario, sólo han encontrado rechazo, indiferencia o castigo. Así, se interiorizaba que el amor uno se lo debe “ganar” y, además, que se puede “poner en riesgo” ante situaciones como las antedichas, generando, entonces, dolor… entonces, ¿por qué intentar amar?

Unido al placer, se halla la sexualidad, entendiendo como tal no tan sólo el propio acto físico de mantener relaciones sexuales, sino también los juegos sexuales previos así como las caricias, pellizcos, mimos, besos y abrazos. Sin embargo, las personas no afectuosas, tienen miedo a ser rechazados, y crean una postura “a la defensiva” típica; hombros y cuello tensos, manos y articulaciones rígidas – sin darse cuenta – mirada alerta…es decir, existe toda una comunicación no verbal que explica el miedo a mostrar lo que, realmente, se siente, por esa posibilidad de la que hablábamos anteriormente; no cumplir las expectativas, no hacerlo “bien”, y que el amor se transforme en dolor. Lo único que se consigue, de esta manera, es no disfrutar ni de la relación con la otra persona ni de la sexualidad propia.
Cómo ser más afectuoso

Se puede aprender a ser afectuoso. El principal problema que tiene el que no es afectuoso es ese, que nunca ha abrazado, acariciado realmente, y que, la primera vez que lo hace es probable que vaya a sentir timidez, resistencia, vergüenza, ridículo o, incluso, ansiedad.¡ No se asuste! Piense que su mente está habituada a funcionar siempre bajo unos mismos esquemas de comportamiento, desde hace mucho tiempo, y, en ellos, se siente seguro. Cambiar estos esquemas sí es un riesgo. Pero, si no lo intenta, nunca tendrá la ocasión de comprobar, por si mismo, las sensaciones tan placenteras que se producen cuando uno estira los brazos y alcanza las mejillas del otro o como “salta” el corazón cuando su cuerpo se estrecha fuertemente con otro.

Tanto dar como recibir un abrazo es una forma de contacto emocional con aquello que nos rodea. El poder de los abrazos no es sólo una suave invitación sexual sino que también puede darse con familiares, amigos… y presenta un alto poder curativo ya sea con las manos o la mirada, haciéndolo sin un motivo concreto, sólo porque se siente así.
Efectos de los abrazos, besos y caricias
Regulación de peso durante el proceso del crecimiento en recién nacidos y niños.
Mejora las condiciones para la adquisición del lenguaje.
Aumento de las hormonas del placer: Endorfinas. Mejoría de la fatiga escolar o la depresión infantil.
Asociado a estados emocionales estables, produce una mejoría general en el sistema inmunológico incluyendo en la hidratación de la piel.
Durante la primera etapa de la vida ; desarrolla una integración entre los afectos y la motricidad.
El abrazo desarrolla y ancla en la mente y el cuerpo la confianza.
Estimula patrones de afectividad y vinculo, que refuerzan la identidad, es decir, el sentido del quién se es o el sentido de pertenencia.
Mejora el sentido de autoprotección, a partir de experiencias previas de protección (abrazos protectores reiterados por parte de los adultos). Siembra las bases no verbales de la autovaloración.
Un abrazo puede ser el puente de comunicación empática profunda; en los niños, es fuente de un reconocimiento, que al centrarse en lo bueno, fortalece su autoestima.
Si el abrazo es amoroso y tierno , puede hacer que las emociones de dolor o perdida , se unan con el sentimiento de amor , cambiándose por sosiego y tranquilidad.
El contacto afectivo, crea en el niño una visión integra y respetuosa de su cuerpo.
Beneficios del abrazo a nivel físico y fisiológico

La “abrazoterapia” se considera una terapia coadyuvante en el tratamiento de diversos trastornos como, por ejemplo, los trastornos depresivos.

Además, reduce la presión arterial y el dolor menstrual así como la cefalea, cura el insomnio, retarda el envejecimiento y disminuye el apetito. Existen evidencias científicas de que refuerza el sistema inmunológico.

Ya hemos visto, anteriormente, que los abrazos liberan hormonas como la oxitocina y las endorfinas pero, también, actúan a nivel de los neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, por lo cual producen sensación de bienestar y también libera neurotransmisores como la serotonina y la dopamina las cuales tienen un efecto sedante, por lo cual produce una sensación de tranquilidad, bienestar y calma
Beneficios de los abrazos a nivel psicológico
Aumenta los niveles de oxitocina que nos sirve para generar relaciones de confianza. mutua así como determinados patrones de conducta, tanto materna como paterna.
Disminuyen los niveles de estrés, ello es, especialmente, importante para personas cuidadoras puesto que aumentan su paciencia y, al mismo tiempo, relajan al enfermo.
Genérico de los ansiolíticos; permite un afrontamiento adecuado de conflictos, momentos complicados y difíciles.
Aumentan la liberación de dopamina lo cual produce una mayor motivación así como una mejoría en la atención y, por tanto, en el aprendizaje.
Aumento de la autoestima ya que produce bienestar en las personas que queremos.
Nos aporta seguridad, protección, positivismo.
Ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo.
Y, aunque pueda parecer increíble; mejora nuestra memoria porque la calma que produce hace que nuestras emociones asienten los recuerdos.
¿Se puede vivir sin abrazar?

Los abrazos son una muestra de cariño entre personas y una expresión de amor entre las parejas. Como hemos visto, aportan muchos beneficios tanto físicos como psicológicos.

Teniendo en cuenta sólo el abrazo como expresión de amor entre parejas, nos podríamos parar a pensar: y tú, ¿cuántas veces al día abrazas a tu pareja?

Según los estudios realizados respecto a este tema, se ha demostrado que el número de rupturas entre parejas es mayor en aquellas en que uno de los dos miembros no expresa afecto ya sea en forma de abrazos, caricias puesto que el otro miembro mostrará una descompensación de afecto.

Por tanto, esté último miembro puede sufrir unas consecuencias debidas a la falta de afecto demostrada por el primer miembro, como son:
Descenso de su autoestima: empieza a pensar que no es deseado/a lo cual es debido a que no es lo suficientemente atractivo/a para su pareja.
Inseguridad: ante la falta de contacto físico puede empezar a pensar que no esta haciendo algo bien, que su pareja no es feliz con él/ella y que corre el riesgo, por tanto, de ser abandonado/a
Conductas de ansiedad: el miedo o la inseguridad pueden derivar en conductas negativas, tales como empezar a comer más de lo normal, fumar más de la cuenta o cambiar otros comportamientos.

En cada contexto, sabemos qué tipo de abrazo damos y cuál recibimos, que va a depender, también, de la persona con las que nos abracemos, aunque los beneficios tanto emocionales como físicos, fisiológicos y psicológicos van a ser los mismos. Sin embargo, un abrazo con un amigo será de alegría, con la pareja es intimo. Sea como fuere, ¡nunca niegues un abrazo! Estarías negando vitaminas para el alma…

Y, ciertamente, muchas veces, no encontramos las palabras adecuadas para expresar lo que sentimientos, quizás porque estos son abrumadores o porque somos muy tímidos…Habla el idioma de los abrazos “Cuando hablar se convierte en una difícil tarea, no hay un mejor modo de expresarnos con claridad”

¿Te gusta o te molesta abrazar y que te abracen? ¿crees que el abrazo tiene un efecto positivo o negativo en las personas? ¿cómo prefieres los abrazos? ¿Usas los abrazos en tus relaciones sociales, o lo dejas para la esfera íntima? Dejamos las preguntas abiertas. Esperamos que nos ayudes a generar debate en el apartado de comentarios.

Propósitos del día


Sonreír
Abrazar
No juzgar 
Aceptar 
Amar cada experiencia

lunes, mayo 25, 2015

ATREVETE A SER VERDADERO PAPA, UNA VERDADERA MAMA


Antes los hijos respetaban a sus padres, tenían una obediencia tal que con solo mirarle el hijo entendía el mensaje y retomaba el rumbo. Hoy ante cualquier corrección o llamado de atención los hijos amenazan a los padres con denunciarles ante derechos humanos o los sancionan con el silencio, porque el padre tuvo la osadía de señalar sus puntos débiles.
El temor a hablar a los hijos de sus falencias está creando sociedades mediocres, con hijos que no se potencian suficientemente  y sacan a flote  todos los talentos que el universo les ha dado y todo  porque los padres no están cumpliendo con el sagrado papel que están llamados a cumplir.
Una delgada línea  separa a un hombre de bien y a un malhechor.  Para que no haya arrepentimiento futuro asumamos con responsabilidad ese papel y no temas:

1. No temas negar a tu hijo todo lo que él te pida, que no sienta que el mundo se postra a sus pies.
2. La moral y la ética son temas que te corresponden como padres, no es responsabilidad de la escuela ni de la sociedad.
3. Modera su vocabulario, exígele que use palabras respetuosas hacia ti y hacia los demás, modelando las tuyas y las de tu pareja.
4. Señálale los errores cometidos y acepta los tuyos, también sus aciertos.  
5. Enséñale el orden desde muy chico, ellos  son responsables del orden y limpieza de su entorno.
6. Exígele tareas en proporción a su edad.  Ellos  hacen parte de un grupo, la familia y ha de hacer su pequeño aporte. Que no se sientan los reyes a quienes se atiende.
7. Evita discutir con tu pareja frente a ellos,  la culpa es un sentimiento extendido en los chicos de parejas separadas.  
8. Enséñele el valor del dinero, entrégueselo con moderación, hazle comprender desde chico que el dinero es fruto del trabajo, no que mágicamente te lo entrega el  cajero.
9. Atrévete a permitir  que se frustre, no sabes el valioso regalo que le entregas para crecer en la tolerancia  a la frustración. 

10. Guarda el equilibrio ante los conflictos que tenga tu hijo con personas del afuera, reconoce sus debilidades y sé tú el fiel de la balanza, déjalo que aprenda a dar y a pedir perdón, fluirá sin cargas emocionales por la vida.




domingo, mayo 24, 2015

Zu San Li – El punto de las 100 enfermedades en tu cuerpo. Esto es lo que pasará si lo masajeas


Una leyenda Japonesa relata que una vez existió un hombre feliz que recibió un conocimiento inestimable de su padre, la localización del punto de longevidad y/o el punto de las 100 enfermedades.

Siguiendo su consejo, el hijo masajeo este punto por el resto de su vida y vivió para ver el nacimiento y la muerte de muchos emperadores.
Masajear ciertos puntos específicos es uno de los más ancianos métodos de tratamiento en el Este, y lleva siendo utilizado miles de años.

Nuestro cuerpo posee un total de 365 puntos y 12 meridianos, que como observareis coincide con los días y meses de un año. Los efectos de estos masajes (acupresión) esta basada en la teoría de los meridianos y canales que están conectados a nuestros órganos.
En la medicina China, el cuerpo es visto como un Sistema de energía, y por lo tanto el masaje puede intervenir en como fluye esa energía y la actividad funcional de los órganos.
La activación del punto Zu San Li causa un efecto rejuvenecedor y curativo, retrasando el envejecimiento. En China, este punto es conocido como “El punto de la Longevidad” y en Japón “El punto de las 100 Enfermedades”.
Donde está el punto (Zu San Li) en nuestro cuerpo?
Este punto está situado bajo la capsula de la rodilla, para encontrarlo debes cubrir tu rodilla con la palma de la mano de ese mismo lado, el punto se encuentra entre las puntas de los dedos meñique y anular, ahí se encuentra esta pequeña hendidura, y ese es nuestro punto Zu San Li.

Y por qué este punto es llamado el punto de las 100 enfermedades y de que es responsable?
-Controla el funcionamiento de los órganos que se localizan en la parte inferior del cuerpo
-Controla el funcionamiento de los puntos de la espina dorsal que a su vez son los responsables del correcto funcionamiento del tracto digestivo, tracto intestinal, órganos genitales y glándulas suprarrenales.
Masajeando el Zu San Li, puedes incrementar la actividad de las glándulas suprarrenales, estas glándulas son el defensor más potente de la salud humana. Son las encargadas de excretar adrenalina, hidrocortisona y otras hormonas fundamentales a nuestro torrente sanguíneo.

Si masajeas el “punto de la longevidad” podrás normalizar muchas otras funciones tales como:
-Presión sanguínea
-Normalización de la glucosa, la insulina
-Eliminar procesos inflamatorios en el organismo
-Regular el sistema inmunitario
-Mejorar el sistema digestivo
-Curar enfermedades del tracto gastrointestinal
-Mejorar la salud del corazón

La acupresión sobre este punto también ayuda a mejorar la confianza en tu mismo, eliminar el estrés y encontrar la paz interior, y ayuda con trastornos del día a día como puede ser el hipo, el estreñimiento y la incontinencia.

¿Cuando es mejor realizar este ejercicio?
Es preferible masajear el punto Zu San Li por las mañanas, antes de comer al menos, y realizar un movimiento circular 9 veces en el sentido de las agujas del reloj en una pierna y luego pasar a la otra, repetir este ejercicio durante 10 minutos.

Antes de proceder con el masaje deberías tomar una posición cómoda (sentado). Es recomendable la respiración pausada y concentrarse en tus propios sentimientos, es importante situarse en un estado de armonía y entendimiento que se está comenzando un proceso de curación. Este masaje tendrá un efecto estimulante.

Un dato curioso es que se puede aplicar un diente de ajo al punto Zu San Li, esto te ayudara con infecciones, pero no debe aplicarse durante más de una hora o dos, más o menos el tiempo será el correcto cuando la piel se ponga rojiza. Este masaje no debe realizarse antes de irse a dormir, ya que su efecto estimulante puede derivar en insomnio si se acerca la hora de dormir.

Asegúrate de realizar el masaje durante las mañanas, este momento es el punto álgido para asegurarse la mejora en el funcionamiento de los órganos y absorber su efecto anti-envejecimiento al máximo.
-Esta estimulación del punto Zu san Li, antes de la comida, tiene efectos positivos sobre la memoria, el sistema cardiovascular y el Sistema digestivo. Por el contrario si los masajes se realizan después de la comida, ayudan a mejorar el estrés, el nerviosismo y la irritabilidad, y ayudan a mejorar trastornos del sueño.

jueves, mayo 21, 2015

Mi Estado Interior: Estable y Poderoso


"Un estado interior estable y poderoso me conecta con las cualidades originales del ser. Es como sumergirse en las profundidades del océano teniendo acceso a todos los tesoros. ¿En qué podría afectarme lo que suceda en la superficie? Así mismo, sumergirse en el ser y sus poderes internos me capacita a enfrentar lo adverso desde una perspectiva más amplia y precisa, respondiendo adecuadamente y con valor. 


Brahma Kumaris.

Aceptación



Lo que aceptes completamente te hará sentirte en paz, incluyendo la aceptación de que te cuesta trabajo aceptar o de que te estás resistiendo. 

Eckhart Tolle 

El Silencio Habla. 

Imagen de Kalinezya Yxons

miércoles, mayo 20, 2015

Respirar con conciencia



Una buena respiración es fuente de salud, fortalece la vitalidad del cuerpo y de la mente y es la puerta para una efectiva relajación. En Oriente, se practica el Pranayama que es la ciencia del control de la respiración y es el núcleo central de toda práctica yóguica.

A pesar que la respiración es un acto involuntario e imprescindible, respiramos mal, utilizando mínimamente la capacidad total de nuestros pulmones. El organismo se acostumbra a los vicios y malas costumbres que impone la vida agitada, la falta de ejercicio, vestimentas y posturas inadecuadas, ambientes mal ventilados, entre otros factores.

Sin duda, respirar bien es fuente de salud, porque fortalece la vitalidad del cuerpo y de la mente, estimulando un eficiente funcionamiento de todo el organismo. Los beneficios asociados a una respiración correcta y profunda son:

Efectos fisiológicos: a través de los movimientos que provocan los ejercicios de respiración profunda, los órganos abdominales (estómago, intestino, hígado y páncreas) reciben un masaje, al igual que el corazón, gracias al movimiento de la parte superior. Ello estimula la circulación sanguínea de todos estos órganos con el consiguiente alivio en sus cargas de trabajo y el bienestar general del organismo. Lo mismo ocurre con los pulmones, los cuales aumentan su capacidad respiratoria.

Efectos digestivos: los órganos digestivos reciben mayor cantidad de oxígeno y, por lo tanto, su funcionamiento es mejor.

Efectos nerviosos: mejora el estado del sistema nervioso, incluyendo el cerebro, la columna, los centros nerviosos y los nervios. Una vez más, ello se debe a la mayor oxigenación.

Relajación y concentración: la respiración lenta, profunda y rítmica provoca una reducción en los latidos del corazón y una relajación muscular, lo cual estimula la tranquilidad mental.

Estrés: la puerta a los problemas

Una de las consecuencias graves de no saber respirar es no poder evitar ni manejar situaciones estresantes con los consiguientes problemas de salud, problema tan común en estos tiempos.

Estrés -del inglés, “stress” (fatiga, en especial la fatiga de materiales)- es toda demanda física o psicológica fuera de lo habitual y bajo presión que se le haga al organismo, lo cual le provoca un estado ansioso. Ahora, el cómo enfrentemos el estrés, dependerá cómo nos afecte.

Lo primero es identificar algunos síntomas que acusan la presencia de este mal contemporáneo como el tener todo el día una sensación abrumadora, de enojo y de muy mal humor con uno mismo y con los demás. Pueden presentarse conductas impulsivas, pensamientos obsesivos, incapacidad de concentración, miedo sin motivo, risa nerviosa y chillona, pesadillas frecuentes, aumento del consumo de cigarro y el uso de fármacos legales (tranquilizantes), abatimiento, tristeza, apatía, sensación de inseguridad, de carencia, de menor valía o desesperación, retraimiento o aislamiento.

Las sensaciones físicas del estrés se pueden manifestar con palpitación cardiaca, fatiga, temblores, tics nerviosos, tartamudeo, bruxismo, dificultad para conciliar el sueño, sudoración profusa, manos frías, diarrea, indigestión, náuseas, a veces vómitos, cefalea migrañosa, dolor en el cuello o espalda, falta o exceso de apetito, entre otros.

Si descubrimos que padecemos cierto grado de estrés es importante que le pongamos freno a tiempo ya que la ciencia ha descubierto la estrecha relación que existe entre la actividad mental-emocional con la función cerebral.
Las emociones negativas (rabia, miedo, tristeza, etc.) hacen que el cerebro libere químicos, neuropéptidos, que afectan al organismo de manera adversa, provocando una menor resistencia a las enfermedades y fomentando un peor estado general de salud, a diferencia de las emociones positivas que causan el efecto contrario.

Estrés y energía vital

Es normal que nos liberemos de una cuota de estrés realizando alguna actividad física como danza, natación o bicicleta, o bien, otras actividades recreativas como la música o la jardinería. Asimismo, los ejercicios de relajación corporal y el humor permiten en forma consciente descubrir las tensiones que nos agobian.

A pesar de que todo lo anterior funciona, la clave para disminuir realmente el estrés es saber que a menor energía vital, mayor estrés. Por lo tanto, el objetivo fundamental es aumentar esta energía.

Como la energía vital es la esencia que nutre nuestra vida y la del Universo, significa que al padecer estrés estamos alejados de nuestra esencia y, para liberarnos de este estado, debemos orientarnos hacia ella.

Existen cuatro fuentes primordiales para aumentar la energía vital: la respiración, la meditación, el descanso y la alimentación.
Sin duda, la respiración es uno de los medios para aumentar nuestra energía vital pues nos conecta con el exterior y con nuestro mundo interno, es decir, nos enlaza con la esencia, con lo que nutre nuestra vida.

La mayor parte del tiempo no somos conscientes de nuestra respiración y dejamos que el organismo se controle solo. Pero la gracia es que podemos regularla para nuestro beneficio.

Cada tipo de emoción está relacionada con un tipo de respiración. Por ejemplo, cuando estamos estresados respiramos con rapidez. Seguimos tomando el oxígeno que necesitamos, pero el organismo consume más energía de lo normal. Si podemos calmarnos frente a una situación estresante, respirando despacio y en profundidad, seremos más eficientes en cuanto al gasto energético y en relación al modo de consumir esa energía.

Tipos de respiración

Las tres formas de respirar son: baja o abdominal, media o intercostal o torácica y alta o clavicular. La respiración completa y perfecta integra las tres en una. Veamos en qué consisten.

Baja o abdominal: durante la inspiración el diafragma baja para que el aire entre en los pulmones; el abdomen se hincha y masajea las vísceras, bazo, estómago y páncreas favoreciendo su funcionamiento. En la espiración el diafragma sube y el estómago desciende hundiéndose.

Media, intercostal o torácica: es una respiración incompleta que se lleva a cabo con los músculos de las costillas que expanden la caja torácica.

Alta o clavicular: es el tipo de respiración más superficial pues requiere un máximo esfuerzo para obtener muy poco aire. Durante la inspiración los hombros y las clavículas se levantan mientras se contrae el abdomen. El predominio de esta respiración es síntoma de personas con tensiones nerviosas.

La respiración completa es la unificación de las tres respiraciones anteriores y se produce con el total llenado de los pulmones. Hay que comenzar por una inspiración lenta intentando cubrir sus tres fases: primero, vaciar bien los pulmones con una profunda espiración. Luego, llenar los pulmones con el descenso del diafragma (abdominal) para dilatar las costillas y que entre todo el aire que pueda (costal). Por último, levantar las clavículas (clavicular).

Toda la atención debe estar en el acto respiratorio que siempre debe ser por la nariz. Tanto la espiración como la inspiración serán silenciosas, lentas, continuas y cómodas. Así es la respiración ideal.
Pranayama y yoga

El término sánscrito pranayama designa los ejercicios respiratorios del yoga que conducen a la concentración del prana. Prana significa energía vital y yama quiere decir control o manejo.

La respiración consciente del yoga o pranayama es la clave de esta disciplina pues considera que es la puerta de purificación del cuerpo y de la mente.

En la ejecución de las asanas o posturas yóguicas, la respiración es siempre lo más lenta y profunda posible, y es el indicador de si es preciso estirar o flexionar o, por el contrario, hay que soltar y aflojar. En general, la inspiración se realiza en asanas de apertura, extensiones o elevaciones de brazos mientras que la espiración acompaña a los movimientos de recogida y flexiones.

En esta práctica, además de la respiración consciente en conjunto con los movimientos corporales, existen técnicas respiratorias concretas, que también se conocen como Pranayama. Algunas de éstas pueden ser tranquilizantes, vitalizantes, equilibrantes, refrescantes, estimulantes de ciertos órganos específicos, o bien, de ciertas cualidades mentales.

Los ejercicios de respiración ayudan a observar tus pensamientos y a fortalecer la objetividad. Además, se aprende a seleccionar sólo los pensamientos positivos, amorosos y creativos.
Respiración del guerrero

Siéntate en algún lugar cómodo, con las manos sobre tus piernas y con la columna recta. Al inhalar pasa el aire por detrás de la garganta, por la glotis (como cuando te sorprendes, pero con los labios cerrados) llenando el pecho como un guerrero. Siente la expansión de la parte de atrás del cuello y percibe además toda tu bóveda craneana. Luego exhala, como susurrando, siempre con los labios cerrados. Es importante escuchar el sonido, pues con ello trabajas la atención y la presencia plena.
Haz todos los días por lo menos 20 respiraciones.

Aprende a respirar

La ciencia yóguica de la respiración cuenta con más de cinco mil años de historia y quizás es la primera en reconocer la influencia que ejerce la mente y las emociones sobre la recuperación y la creación de una salud óptima.



Por Eliana Klagges Alt*

Fuente: http://terapias.typepad.com/terapiasmanuales/2008/11/el-arte-de-resp.html

martes, mayo 19, 2015

Las cinco heridas infantiles que nos acompañan en la adultez




Las dificultades vividas en la niñez vaticinan los miedos, temores y angustias del adulto, e influyen de manera significativa en la manera de enfrentar las situaciones adversas.

Esas heridas de infancia conforman un fragmento de nuestra personalidad.

¿Cuáles son esas heridas?

1- El miedo a la soledad, al abandono

Quien experimentó el abandono en su infancia tendrá un temor irracional en la adultez de que esa experiencia se repita, por ello permanecerá vigilante, con el miedo contante de quedar solo. Como mecanismo defensivo, es posible que tomen la iniciativa de dejar a su pareja, antes de que la pareja lo haga, se está protegiendo: “te dejo antes de que tú me dejes a mí”.

El reto para quien ha sufrido abandono en la infancia es trabajar la soledad, el temor al rechazo, al contacto físico.

Esta herida no es fácil de tramitar, no obstante, es posible. ¿Cuándo sabrás que lo has gestionado?, cuando puedas disfrutar de estar solo, cuando sientas que estás con la persona más importante del universo, cuando te des cuenta que esa persona eres tú mismo, cuando puedas tener un dialogo enaltecedor contigo mismo.

2- El miedo al rechazo

Esta herida impacta profundamente, pues habla de nuestro mundo interno, de nuestras vivencias, pensamientos, sentimientos.

La relación con las figuras significativas de infancia, el padre, la madre o los pares influyen poderosamente en la creación de esta herida, si nos hemos sentido rechazados, excluidos o descalificados, qué aprende el niño, a sentirse desvalorizado, descalificado en su interior.

El niño no se siente merecedor de afecto, ni comprensión y adopta la postura defensiva del aislamiento, para evitar el rechazo.

El primer paso para trabajar la herida del rechazo es el reconocimiento. Una vez que tengas conciencia de ello arriésgate a tomar decisiones, atrévete a equivocarte, a no contar con la unanimidad, tendremos la aprobación de muchos y el rechazo de otros, lo más importante es que tú te apruebes. Revístete de teflón y permite que te resbalen las posturas de los otros, de manera gradual irás adquiriendo confianza y te darás cuenta de que no es un asunto personal.

3- La humillación

Esta herida aflora cuando sentimos falta de aprobación y crítica severa. Los adultos podemos crear esta herida diciendo a los chicos que son torpes, brutos, gordos, feos, comparándolos con su hermano, su primo, su amigo, o cuando ventilamos sus asuntos afuera, de esta forma estamos dañando su autoestima personal y damos lugar a una personalidad dependiente.

Los niños que tienen esta herida pueden desplegar como mecanismo de defensa el que sean tiranos y egoístas e incluso pueden humillar a los demás.

El foco de trabajo ante la herida de la humillación es fortalecer la independencia, la autonomía, el reconocimiento de las necesidades propias, de los temores profundos, así como establecer cuáles son las prioridades.

4- El miedo a confiar

Esta herida se presenta cuando el niño se ha visto traicionado por sus padres, o cuidadores. Cuando no les cumplimos las promesas, generamos desconfianza y el sentimiento secreto de “no soy merecedor”, también puede generar envidia de sus pares, de otros, al ver que otros tienen lo que él no.

Esta herida crea en la adultez personas que quieren a toda costa tener todo bajo control, desean tenerlo atado, reatado. El adulto con carácter fuerte que ejerce control sobre los demás, probablemente sufrió esta herida en la infancia.

El trabajo que se requiere para sanar esta herida es cultivar la paciencia, la tolerancia. Aprender a observar cada persona como una hoja blanca de papel sobre la cual se empieza a escribir una historia, empezar a recorrer cada historia con la espontaneidad de un niño para constatar que hay seres en los cuales se puede confiar.

5- La injusticia

Esta herida nace en un ambiente de autoritarismo y frialdad, donde hay demasiada exigencia, se le imponen tareas al niño que no corresponden a su edad, generando creencias de incapacidad e inutilidad que se perpetúan en el adulto.

Para dejar de lado este sentimiento de inutilidad, desconfianza y rigidez el foco del trabajo debe estar en la confianza y la fluidez mental.

Ya sabes cuales son las cinco heridas que recibidas en la infancia que afectan nuestra vida adulta. El primer paso para sanar es reconocer que necesito trabajar ese asunto, el siguiente es tener el deseo de sanar y el siguiente empezar a tomar acción.




lunes, mayo 18, 2015

En la vejez terminamos 'siendo hombre y mujer'




En esta etapa de la vida tratamos de reconocer y reconciliar nuestras diferencias –femeninas y masculinas- en vez de entrar en conflicto con ellas.

En la vejez reconocemos que todas nuestras luchas, exitosa o fallidas, han sido por buscar la Verdad, y también reconocemos que esa Verdad siempre ha estado dentro de nosotros mismos. (Notimex)

MÉRIDA, Yuc.- Platicando con los abuelos, les presenté una teoría psicológica que habla sobre la 'exploración del mundo interior' de un médico psiquiatra y psicólogo suizo llamado Carl Gustav Jung, considerado padre de la psicología profunda, la cual estudia el alma y la vida interior del ser humano.

Jung se dio cuenta –les comenté- de que las personas mayores nos seguimos esforzando por desarrollarnos y ser mejores. Observando y analizando el comportamiento de las abuelas y los abuelos, Jung nos deja cuatro ideas muy claras al respecto:

1) No se alcanza una personalidad plenamente integrada sino hasta el final de la vida. Esto significa que hasta el último día de nuestra vida, tendremos algún aspecto qué madurar de nuestras actitudes y comportamientos.

2) Para poder terminar satisfactoriamente el proceso de maduración humana –dice Jung- hay que reconocer y reconciliar fuerzas y tendencias que están en conflicto dentro de nosotros mismos.

Lo primero por reconocer y reconciliar, según esta teoría, es que la naturaleza humana es sexuada: mujer y hombre, que no se excluyen a sí mismos, sino que se complementan. Por lo que en la vejez, tanto la mujer como el hombre, tratamos de reconocer y reconciliar nuestras diferencias –femeninas y masculinas- en vez de entrar en conflicto con ellas, como -tal vez- ocurrió en nuestra vida pasada.

De hecho, la mujer puede continuar madurando su “feminidad” a través de los valores masculinos que ella aprecie como importantes, y el hombre puede complementar la madurez de su “masculinidad” a través de los valores femeninos que considere como necesarios para vivir plenamente como hombre.

3) Dice esta teoría que, en algún momento de nuestras vidas, tanto mujeres como hombres, caemos en la cuentade de que no existen valores exclusivamente femeninos y valores exclusivamente masculinos, y que tales “clasificaciones o atribuciones” resultan arbitrarias, discriminatorias y limitantes.

De tal forma que valores como “fortaleza, valentía,competencia, racionalidad” –tradicional y culturalmente- atribuidos a los hombres o valores como“ternura e intuición, delicadeza y espiritualidad”, tradicionalmente atribuidos a las mujeres, resultan –todos- necesarios para cultivar y madurar plenamente la personalidad tanto femenina como masculina.

4) Dice Jung, finalmente, que esto suele ocurrir de manera clara y contundente cuando hemos envejecido, pues cuando somos jóvenes estamos más orientados al mundo exterior y la extroversión, pero una vez que la familia ya ha salido adelante y la vida profesional cambia o finaliza –a los 60 y más- mujeres y hombres nos sentimos y estamos más libres para cultivar las propias preocupaciones, reflexionar sobre los propios valores y alcanzar exitosamente uno de los grandes objetivos de la vejez, explorar y conquistar nuestro mundo interior.

En conclusión, cuando envejecemos nos hace mucho bien reconocer con sinceridad dos cosas:

1) Que nuestras mayores luchas, tal vez exitosas, tal vez fallidas, han sido siempre con el afán de encontrar la Verdad;

2) y que esa Verdad -buscada y esperada por años- ha estado siempre dentro de nosotros mismos.- 

Antonio Alonzo Ruiz, psicólogo clínico. Orientación psicológica y psicoterapia. aalonzo@crehas.org

viernes, mayo 15, 2015

La felicidad es un deber moral - Pilar Sordo


En la feria del libro de Buenos Aires, la psicóloga Chilena Pilar Sordo concede entrevista. 

"Los grandes aprendizajes vitales ocurren después de haber sufrido. Y, si bien el dolor es inevitable, cuando lo transitamos con toda la rabia, la pena o la impotencia que trae, transforma. No se trata de vencerlo, sino de aprender a caminar con él y, a la vez, asumir con valentía la obligación de ser felices."

Sobre este concepto, la psicóloga chilena Pilar Sordo cimentó su último libro, “Bienvenido dolor” (Editorial Planeta), en el que postula que el sufrimiento, a diferencia del dolor, es una elección que depende enteramente de las personas. Actitud, desapego, perdón, agradecimiento y fuerza de voluntad son las 'estrategias' que explora para enfrentar duelos y pérdidas, enfermedades y decepciones. Se trata, dice, de desarrollar una 'inteligencia espiritual', un estado superior del alma al de la inteligencia emocional, enfocada en soltar y manejar las emociones.

La gran popularidad de Sordo, con cuatro de sus cinco libros firmes desde hace meses entre los más leídos, estalló dos años atrás en la Web: fue a partir de una conferencia suya en YouTube sobre las diferencias de género, dictada en la Universidad de Valdivia.

Recién llegada al país para su presentación de hoy, a las 20.30, en la Feria del Libro, afirmó frente a LA NACION: 'Lo importante no es tanto lo que nos pasa, ya que no hay nada más común y humano que el dolor, sino cómo enfrentamos -y qué hacemos-con eso que nos pasa'. Actualmente, Sordo, de 46 años, indaga en la necesidad humana de silencio -'en el futuro la gente pagará por él'- a la vez que investiga la vejez con todas sus resistencias.

-¿Por qué ubica a la felicidad como un deber moral?

-Porque si no la asumimos como tal, tenemos mil excusas para no alcanzarla y aferrarnos a lo que nos aflige. Las personas felices no son aquellas que no tienen problemas. Son las que decidieron levantarse hoy con una sonrisa inmensa en los labios y una pena gigante en el alma. Esto refleja más una actitud que una realidad concreta. Elegir disfrutar el presente es la única conciencia de felicidad que puedo alcanzar. No puedo controlar nada más.
Cuando todo el mundo siente que tiene la obligación de dar lo mejor de sí, construye una mejor sociedad.

-¿Qué valor le da al dolor?

-Es algo inevitable y va a ocurrir igual. Pero quien se arriesga a abrir esa encomienda, aprende. ¿Qué cosas? La valoración del presente, la capacidad para agradecer, se aprende a tener una escala de prioridades distinta y actuar en consecuencia. La vida se ordena. Aunque también se puede aprender desde la felicidad. De hecho, es difícil tomar la decisión de ser feliz si uno no ha sufrido. Pero lo que trae dolor es un misterio que al inicio uno no logra descifrar. Ese misterio se vincula a preguntas interiores. Al aumentar el espacio de preguntas, surge una invitación al crecimiento. Hay un sentido transformador a descubrir. Porque, si no, uno no sólo la pasa mal, sino que no entendió nada de la vida.

-¿Cómo se sana?

-No se sana. Las penas grandes no se superan, y muchas veces se reactivan y hay que caminar con ellas. Y en ese transitar hay días buenos y malos.
Pretender más que eso es darle al ser humano una omnipotencia que no tiene o anhelar un ideal que no existe. No por el sólo hecho de que el tiempo transcurra los dolores, que siempre deben ser respetados y escuchados, decantan. Pero elegir ser feliz es un esfuerzo. Las maratones, por ejemplo, muestran la necesidad del ser humano de hacer algo que cueste, de probar los límites en relación a la capacidad de resistencia. Siempre lo que más se disfruta en la vida es lo que más nos ha costado.

-Afirma que el apego es la mayor causa de sufrimiento humano?

-Sí, con las tendencias posesivas, se sufre más. Uno nace y muere solo y debe aceptar las partidas y las pérdidas, aunque nunca se esté preparado para ellas. Esa habilidad se desarrolla en el camino, macerando que quien se fue, siempre algo nos dejó. Y cuando uno entiende que nada es nuestro y que el amor superior se antepone a uno, se es capaz de soltar a pesar del desgarro. Es un salto de evolución. Creer, por ejemplo, que nuestros hijos siempre nos van a sobrevivir, es esperar de la vida una linealidad que no tiene. Nuestras seguridades no pueden estar puestas fuera de nosotros.

-¿No se les está exigiendo a las personas una sabiduría irreal en la práctica?

-Todo cuesta un enorme esfuerzo. Yo estoy pasando por un trance personal muy doloroso ahora, pero tengo la obligación de trascender la etapa más primitiva de la rabia, el rencor o el dolor para poder soltar, aprender, y seguir mi camino. Cuanto más rápido aprenda lo que esta lección tiene para darme, más rápido la vida dejará de 'molestarme', aunque respeto mis tiempos. La inteligencia espiritual enseña que la gente que es más feliz es la que le encuentra sentido a lo que hace y a lo que le pasa.

-¿Todo se puede perdonar?

-Creo que sí. El perdón es un acto egoísta. Es un regalo de liberación, que me hago a mí, para sacarme de encima la sensación de daño. Después, podrá o no beneficiar a otro, que ya no forme parte de mi mundo emocional. Pero la rabia y los rencores son las mayores expresiones de la falta de libertad humana.

-Pensaba en los familiares de víctimas de la inseguridad.

-Ahí el proceso de perdón que hay que hacer requiere de un corazón muy generoso y, además, muy superior para poder visualizar el suceso en un contexto más amplio. La finalidad es no quedarse eternamente en el por qué sino en el para qué.

-¿No es la suya una mirada demasiado benévola o idealista?

-No, me parece que es mucho más difícil lo que yo planteo, que es raspar el alma de verdad para sentir que uno tiene capacidad de evolución. Y, desde ese raspaje que duele y sangra, ver cómo uno trabaja sobre eso. Pacientes con cáncer y sus familiares, que trabajaron conmigo en esta investigación, lo hacen. Nadie dice que sea fácil. Y muchas veces se nos va la vida en ese intento. Pero vale la pena el esfuerzo. Los seres humanos hablamos mucho mejor de nosotros mismos cuando somos capaces de batallar contra nuestros propios monstruos, que cuando cedemos a ellos.

-El lugar de 'gurú' que le atribuye el público, ¿no es justamente lo contrario de lo que postula la psicología?

-Yo no me coloco ni en docta ni en sabia y hasta muestro mis vulnerabilidades. Siento que no sé nada y por eso cualquier persona o experiencia me enseña. Lo que trasmito es sólo lo que humildemente aprendí a partir de investigaciones rigurosas en lo metodológico, que yo misma financio sin urgencias, y que se nutren de múltiples miradas. No parto de ninguna hipótesis. Me permito abrir un tema sin prejuicios, sin saber qué saldrá. Yo estoy lejos de abrazar la sabiduría, pero en lo que investigo, intento ver cuál es el camino de los más evolucionados.

-¿No hay una excesiva simplificación en sus libros, cuando la realidad y los mecanismos psíquicos de las personas parecieran ser siempre más complejos?

-Mi pretensión intelectual es que mis libros puedan ser entendidos por alguien que no terminó la primaria. Y mi mayor placer es lo que compren quienes nunca antes leyeron un libro. De ahí mi esmero por simplificar conceptos.

EN VOZ ALTA
'Las personas felices no son aquellas que no tienen problemas. Son las que decidieron levantarse hoy con una sonrisa inmensa en los labios y una gran pena en el alma'

'Las penas grandes nunca se superan, y muchas veces se reactivan y hay que caminar con ellas. Pretender más que eso es darle al ser humano una omnipotencia que no tiene o anhelar un ideal que no existe'.

Fuente: La Nación

martes, mayo 12, 2015

Escucha a tu maestro interno



Escucha a tu maestro interno, a esa sabiduría que te susurra cada noche,  que con tus  ojos cerrados te muestra películas en tecnicolor. Que te habla de tu luz  y tu sombra, de lo trascendente, de lo que realmente importa,  aunque no lo entiendas.


Si pones tu atención a estos mensajes,  los llevas a una libreta y  los miras  por un instante, por unos minutos cada mañana, algún día,  tus sueños serán  tan claros y legibles como los cuentos para niños. 

La relación de pareja





La relación de pareja es el laboratorio 
donde enfrento y resuelvo en el afuera, 
las sombras que pulsan  adentro, en mi interior

sábado, mayo 09, 2015

Ser un hijo agradecido






No se trata de dinero,

se trata de ser agradecido

desde la orilla que puedes,

desde tus posibilidades.

Se trata de conocer al otro

de tal forma que eso que le

entregas es certero

viernes, mayo 08, 2015

El origen



"La mitad de tu Ser consiste en tu madre,
y la mitad de tu Ser consiste en tu padre.
Tú estas aquí por ellos.
Si ellos no estuvieran aquí, tú no estarías aquí.
Todo lo que te está ocurriendo,
en cierto modo, es por ellos.
Por lo tanto, cualquier cosa que hayan hecho,
tienes que agradecerlo.
Ellos siguen siendo el origen
de lo que te esté ocurriendo
y de lo que te ocurrirá.
Ellos siguen siendo tu origen,
ellos siguen siendo tus raíces.
Entonces, no lo olvides, eso es todo."

Osho

Desapego




El eterno ciclo vida, muerte vida que nos convoca amorosamente al desapego, despierta ya en su sueño, la valiente semilla despierta en su interior y siguiendo las huellas de su padres y abuelos muere  y nace de nuevo para no interrumpir el ciclo de la vida, muerte, vida, a que llama la tierra. 

jueves, mayo 07, 2015

La tierra es la madre



La tierra es la madre ella nos abastece y nos contiene sin reserva ni condiciones todo está preparado hay grande expectación se aproxima el encuentro de mente corazón al despertar del hombre. El nuevo amanecer transformará esta tierra en un planeta sol de belleza amor y paz,

Con ella conocemos los ciclos de la vida y así nos conocemos a nosotros mismos, hoy me mire en tus ojos nuevamente, y encontré a mi inocencia danzando alegremente en tu mirada mi inocencia perdida y maltratada se había liberado, y en su estado de júbilo pedía que solo contemplara su alegría en los múltiples ojos de la vida
.

Sabiduría Chamanica