martes, mayo 03, 2016

¿Cuál es mi propósito en la vida? ¿Dónde puedo encontrar el sentido a mi vida?


He escuchado a mis pacientes muchas veces hacerse esta pregunta, ¿te las has planteado tú alguna vez? Los más jóvenes muchas veces están confundidos y sienten que su propósito en la vida es: tener éxito, ser famosos, o conseguir mucho dinero y tienen terror de no lograrlo.

Este fin de semana me fui a la India a través de “Sonrisas de Bombay”, el libro de Jaume Sanllorente. En el cumpleaños de mi madre mi hermano Juan Carlos me entregó el libro diciéndome, lo devoré en una noche, no podía parar. Y es verdad, empiezas y no puedes detenerte.

Acompañé a este barcelonés, en su sueños, en sus luchas, en sus derrotas, en todos los obstáculos, en cada meta que se propone, en sus logros y todo el libro te habla de misión, de propósito de vida. ÉL lo expresa de una manera tan poética, tan hermosa, tan visceral, tan veraz, que todo el tiempo se te hace un nudo en la garganta. Mi hijo Daniel me dijo todo el tiempo, mami tú no te sientas a leer, tú te sientas a llorar el libro.

jueves, abril 28, 2016

Usted es un macho, no un maricón


¡Quiero tener esposa, hijos, una familia!, pero ¿qué me pasa con los hombres?, ¡quiero besarlos!, le dijo Leonardo a Melina y ella sin pensarlo dos veces le gritó: ¡Usted es un macho, no un maricón! Y con esa sentencia lo despachó para mi consulta.

Leonardo es un guapísimo argentino de 27 años, su historia personal me dio las pistas de su dualidad. Yo soy el primogénito de mi mamá, no de mi padre, tuvo 15 hijos con otras mujeres. Mi madre toda la vida tuvo un sueño, tener una niña. Y cuando quedó embarazada, sin examen alguno, confiando en su intuición me bautizó Valeria. Y de inmediato empezaron los preparativos para la llegada de su primogénita: pintó la paredes del cuarto con un rodillo, puso una cenefa con corazones color confite y letras grandes que decían “I love my girl” bordó los cubre lechos y las camisitas con mi nombre. En su vientre le habló y le cantó durante nueve meses a Valeria.

lunes, abril 25, 2016

Música para sanar el alma


María Isabel Salguero Arnaiz (Psicóloga)


La música es una parte esencial del ser humano. Si recordamos cualquier evento importante de nuestra vida, así como los más cotidianos es muy posible que nos demos cuenta de que de fondo sonaba una melodía. Y es que con ella la vida tiene más color. Utilizamos la música para divertirnos, para comunicarnos o para expresarnos. Es una manera de canalizar sentimientos y emociones ya sea cantando, bailando, tocando un instrumento o simplemente escuchándola.

La música puede ser una cura para el alma, o mejor dicho para la mente. Incidepositivamente en nuestra salud, tanto física como en nuestro bienestar

domingo, abril 24, 2016

23 propuestas para tu cerebro y tu mente



Cuando los pensamientos nos ahogan y disparan en contra de nuestra realidad llenándonos de dudas, miedos, tensiones, preocupaciones, frustraciones, necesidades de control, imposiciones, puede resultar verdaderamente difícil ponerles freno.

La psicóloga y arte-terapeuta Victoria Nazarevich explica como el acto de pintar o dibujar permite conectar con nuestro interior, crear nuestra realidad, olvidarnos de las cargas que la mente crea y sin exigencias ni imposiciones ni auto-juicios (“debo calmarme”, “tengo que cambiar forma de ser o pensar”, “así no puedo seguir”, etc.).

A raíz de esto, Victoria sugiere unos métodos sencillos para liberar la mente y recuperar el equilibrio psico-físico-emocional:
Si estás cansado, dibuja flores.
Si estás enojado, dibuja líneas.

miércoles, abril 20, 2016

¿Quieres una relación sólida con tu hombre? ¡Sana a tu padre!


Necesito que me atienda urgente, ya no aguanto más, me voy a morir, fueron las palabras de Diana cuando me llamó la primera vez. Le abrí el primer espacio que tuve disponible. Diana llegó a la consulta y prácticamente se desplomó en la silla.



Por favor quíteme esto, quíteme esta obsesión, me está matando. No puedo más, quiero que me “recetee” el cerebro que se me olvide que lo conocí alguna vez. Yo sé que este amor es enfermo. La dejé que continuara sin interrumpir, Diana era como un ciclón desbordado, no paraba.

¿Qué no me ha hecho? Me ha dicho mentiras por quince años y lo peor es que siempre le creo. Me ha engañado con mil “viejas”. Lo he pillado con ellas, las mismas con las que se acuesta me han contestado su teléfono y luego, no sé qué hace y cómo lo hace, me enreda, lo hace de tal manera que al final, la que sale debiendo soy yo, me hace creer que yo estoy loca, que es mi mente celosa, la controladora y desquiciada la que se inventa eso, ¡lo juro, las he oído! ¡No puede ser! Me ha hecho dudar de mi cordura. Se detuvo, el llanto le impedía hablar. Y continúo. 

viernes, abril 15, 2016

EL EGO PUEDE SER UN ALIADO


El propósito transforma tu ego y siempre traduce dar al otro. Jokoy Kenji

He escuchado muchas veces, combate el ego, destruye el ego, domina al ego. Y quien lo dice olvida que el ego cumple una función adaptativa que nos permite interrelacionar con los otros y estar en el mundo. El ego o el yo, según el padre del psicoanálisis, es el principio de realidad. Es consciente y tiene la función de la verificación de la realidad, así como la regulación y control de los deseos e impulsos provenientes del ello. Su tarea es de auto conservación y utiliza todos los mecanismos psicológicos de defensa.

Qué tal si en lugar de combatir al ego lo transformamos. ¿Cómo?, a través de tener claro “mi propósito de vida” y éste siempre traduce en dar al otro. Tener claro el propósito nos da una nueva perspectiva de la existencia, nos conecta con otra frecuencia.


martes, abril 12, 2016

NO INTENTES CAMBIAR A NADIE



No intentes cambiar a nadie: 
limítate a iluminar…,
porque es tu luz la que invita 
a tu prójimo a cambiar…,


que en estos tiempos extraños
en que elegiste volver,
tu tarea, compañero,
no es otra que la de “ser”.

Y si ese que va a tu lado
se encuentra dormido acaso,
respeta su desarrollo
y su aparente retraso…

Contémplalo con ternura
y acéptalo tal cual es,
y déjalo que prosiga
marchando sobre sus pies.

No te olvides que él está
siguiendo su “plan de vida”:
ese que le armó su alma
al preparar su venida.

Y tú no puedes lograr
que eleve sus vibraciones,
ni con presiones abiertas 
ni sutiles empujones….,


porque hay ciclos en la vida
que no se pueden forzar:
¡ya su corazón un día 
se abrirá de par en par!

Y entenderá cabalmente
de forma clara y certera,
que esta vida es solamente
una ilusión pasajera…

Tú entra en tu propio silencio,
y en forma suave y callada,
deja que tu luz interna
se filtre por tu mirada.

Tu impronta suave y serena
produce su propia acción,
y esparce sobre las cosas
silenciosa inspiración…

Y cuando dejas que el otro
transmute su propia cruz,
no intentas cambiar a nadie…
¡pero los cambia tu luz!


Jorge Oyhanarte

lunes, abril 11, 2016

¡Tengo terror!




Felipe llegó con una angustia que no podía disimular, apretujaba sus manos una contra la otra, sudaba a mares y su rostro lo denunciaba: tenía terror. ¿De qué tenía terror Felipe? De no lograr el éxito.

domingo, abril 10, 2016

No me he casado y… qué


Nataly llegó a la consulta con sus ojos negros enrojecidos. Se me arrojó a los brazos y comenzó llorar: “No había pensado en eso, pero de pronto… todo el mundo empezó a decirme: que dónde está el novio, que cuándo me caso, que si pienso tener hijos, que es la hora de hacerlo, pues pronto estaré más vieja. ¡Tengo 30 años!, me estoy forjando mi futuro. No tengo novio, pues hasta ahora nadie ha llegado a moverme como para dar tremendo paso. Luz Marina, ¿me tengo que casar ya?, ¡yo no pensaba que a los 30 uno era viejo!

El video que acompaña este articulo me trajo a la memoria a Nataly  y a otro montón de pacientes que han atravesado esta situación Nataly,  una chica menuda e inteligente que le tocó ver desde niña la difícil relación de sus padres: él, un infiel despiadado y la madre una mujer “sumisa hasta el asco y la rabia”, según decía Nataly. Y con semejante trauma de infancia, ella se lo piensa seriamente, antes de embarcarse en una relación. 

A partir de la tercera década nuestro psiquismo empieza a hacer evaluación de vida. A los treinta, llega el primer balance. Y puede presentarse en cualquier momento, en el intervalo que comprende tres años antes o tres años después de la treintena. Para las chicas es la prueba del tiempo, les entra la urgencia de casarse, de formalizar algo con su pareja, de tener hijos, si ello está en su proyecto de vida, ¡se empiezan a sentir viejas!, en el caso de Nataly, fueron los de afuera los que le pusieron el tema sobre el tapete. Para los chicos, es la prueba de la soledad, es inexorable, hasta el mismo maestro Jesús la tuvo que pasar. 

Nataly estaba orientada a sus objetivos profesionales, a llenarse intelectual e interiormente no pensaba en una relación de pareja. El afuera, sus familiares, amigos y conocidos se encargaron de ponerla de frente sobre este tema, al punto que lograron desestabilizarla psíquicamente. 

En china el asunto pasa por lo cultural, de manera desbordante, al punto que a las chicas de 25 años, sin casarse, las llaman “mujeres sobrantes”, es un asunto que se vuelve problema familiar. Las chicas de china decidieron que su valía no estaba en tener una pareja, en casarse, la valía no venia del afuera. Su valor estaba dentro de ellas mismas. Entonces decidieron empoderarse en su ser y salieron a gritarlo a las calles, a la sociedad, al mundo, a sus padres. Como dice Oscar Wilde, la primera relación de amor es con nosotros, pues ésta es una historia de amor que no tiene final. Y cuando tengo una relación sana, sólida y robustecida conmigo, estoy listo, lista, si está dentro de mi proyecto de vida,  para encontrar a otra a otro para caminar y desarrollarme, para seguir al siguiente nivel, desde el ser.

sábado, abril 09, 2016

Salud y felicidad





“La enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para curar al hombre.”
Carl Gustav Jung

En el modelo explicativo integral del ser humano, defendido desde hace milenios por la filosofía oriental y bastante aceptado en occidente, por avalarlo ya investigaciones científicas fíables, se contempla al hombre como una compleja red de dimensiones que interactúan entre sí: la emocional, la física, la mental, la social, la familiar y hasta la espiritual.

La respuesta biológica del organismo a los conflictos emocionales no resueltos, se convierten en una vía de esperanza para la sanación, siempre que se lean con conciencia esos mensajes que los síntomas y las enfermedades nos revelan. Digamos que el cuerpo le presta su voz al alma para que exprese sus heridas. Atender a esa llamada nos compromete a realizar un esfuerzo de transformación, pero la sordera puede costarnos realmente la vida.

Si tuviésemos que escribir una simple fórmula para la salud, en ella incluiremos dos elementos: el amor y la seguridad. Con desamor y miedo el organismo humano se debilita, se desgasta, se bloquean los sistemas de crecimiento y reparación, bajan las defensas y sobreviene la enfermedad.

¿Te has preguntado alguna vez qué emociones acompañaron los días previos a tu último catarro? ¿Qué pasa con tus relaciones cuando tu piel se enferma? ¿Cuál fue el mensaje que no quisieras haber oído antes de aquella molesta otitis que padeciste? ¿Qué te callaste o qué no debiste decir cuando tuviste faringitis? ¿A qué temes de día cuando padeces bruxismo de noche? ¿O qué te tiene tan alerta de lo que te rodea cuando padeces insomnio? ¿Cuánta rabia guardaste para enfermar tu hígado? ¿A quién hubieses mordido mientras optabas por complacer viendo como las caries hacías mella en tu dentadura?…

Como escribió el Dr. Edward Bach “La verdadera salud es felicidad, una felicidad muy fácil de seguir porque es la felicidad de las cosas pequeñas; hacer las cosas que realmente nos gusta hacer, estar con las personas que realmente nos agradan.”


http://planosinfin.com/

viernes, abril 08, 2016

Para pensar

La causa primaria de la infelicidad nunca es la situación, sino tus pensamientos sobre ella. Sé consciente de los pensamientos que estás teniendo.   Eckhart Tolle

Recordar es el mejor modo de olvidar.  Sigmund Freud, 

A través de otros nos convertimos en nosotros mismos. Lev S. Vygotsky 

No es normal saber lo que queremos. Es un extraño y difícil logro psicológico.
Abraham Maslow. 

La verdad tiene estructura de ficción.Jacques Lacan. 

El éxito requiere de persistencia, la habilidad de no rendirse en la cara del fracaso. Creo que el estilo optimista es la llave a la persistencia. Martin Seligman. 

El auténtico problema no es si las máquinas piensan, sino si lo hacen los hombres. B.F. Skinner. 

El acto de desobediencia, como acto de libertad, es el comienzo de la razón. Erich Fromm. 

La tarea que debemos establecer para nosotros mismos no es estar seguros, sino ser capaces de tolerar la inseguridad.  Erich Fromm. 

La psicología, a diferencia de la química, álgebra o literatura, es un manual para tu propia mente. Es una guía para la vida.  Daniel Goldstein




jueves, abril 07, 2016

Aprendamos del amor con Frida Kahlo y Diego Rivera


Frida Kalho me inspira profundamente. Pese a su enfermedad, a sus múltiples cirugías fallidas y limitaciones desarrolló su maestría y se convirtió en una artista que expresaba de forma descarnada su dolor y sus vivencias, un alma apasionada, libertaria que rompió esquemas, absolutamente atemporal.

¿Qué podemos aprender de su relación con el Panzón, el también artista Diego Rivera?

Tomo algunos elementos que comparto de la compilación que hace Anna Lagos. Factores claves en la relación de Frida y Diego y que pese a los altibajos de la pareja, fue el pegamento que los mantuvo unidos:

Admiración mutua: sí definitivamente necesitamos admirar a nuestra pareja, cuando la admiración se acaba, el amor se va deslizando por hendijas de la puerta. Diego dijo después de la muerte de Frida: "Tuve la suerte de amar a la mujer más maravillosa que he conocido. Ella fue la poesía misma y el genio mismo. Desgraciadamente no supe amarla a ella sola, pues he sido siempre incapaz de amar a una sola mujer. Haberme enamorado de ella es lo mejor que me ha pasado".

Respeto mutuo: sí, ninguna relación puede erigirse sobre las bases del irrespeto. No podemos quebrantar esta regla. Diego fue un infiel incorregible, no obstante respetó a Frida como artista y como mujer. Diego veía la sexualidad con otra mujer como una “canita al aire” sin trascendencia alguna, de alguna manera se amparaba en la naturaleza de lo masculino: “Yo estoy seguro de que la mujer no es de la misma especie que el hombre. La humanidad es de ellas. Los hombres somos una subespecie de animales (…) inadecuados completamente para el amor, creados por la mujer para ponerse al servicio del ser inteligente y sensitivo que ellas representan".

Permitir al otro ser y no sentirnos su dueño: Frida sufrió con las infidelidades de Diego, no obstante siempre tuvo la convicción de que los seres humanos deben ser libres, y de que el amor no podía ser esclavizado. "No hablaré de Diego como de mi ‘esposo’ porque sería ridículo. Diego no ha sido jamás ni será ‘esposo’ de nadie.

Exaltar las fortalezas del otro minimizando sus falencias: Reconocer los talentos del otro, verbalizarlos frente a nuestra pareja y frente a otros. Frida hablaba así sobre Diego: No hablaré de Diego tampoco como un amante, porque él abarca mucho más que las limitaciones sexuales".

El arte de perdonar y comenzar de nuevo: El perdón es el borrador energético que permite limpiar y sanar los errores, las equivocaciones. Perdón que implica borrón y cuenta nueva, sin resucitar el asunto una y otra vez. Perdonar implica soltar de forma total y absoluta.

Amar a pesar de los obstáculos: la vida nos pone a prueba de manera constante, vivir implica desplegar nuestros talentos y habilidades para pasar estas pruebas. La convivencia con el otro no está exenta de estas pruebas. Frida sufrió las infidelidades de Diego y Diego padeció su enfermedad. Siempre digo que la mayor prueba que vinimos a enfrentar no es aprender sobre física nuclear o enviar un cohete a la luna, si no entender y relacionarnos con el otro, construyendo. Es de la única manera que crecemos y nos individuamos como seres humanos. 

¿Revisa tu relación de pareja, cuáles de estos pegamentos están presentes? ¿Cuál está brillando por su ausencia? ¿Cuál necesitas reforzar? ¿Cuál definitivamente piensas que es necesario traer a la relación? ¿De qué manera los vive tu pareja? ¿Tú los tienes presentes en la relación pero tu pareja los ha ignorado? Atento, atenta toma cartas en el asunto.

miércoles, abril 06, 2016

¿Compulsión por el dulce? Eso es mamá



Alina llegó cabizbaja. Tengo mucha vergüenza conmigo y contigo ¡cómo iba de bien! pasaron muchas cosas en mi viaje, no te imaginas, como si todo hubiese complotado para tirar todo por la borda.

Escuché atenta a Alina. Mis primas están todas casadas, algunas con hijos y todas mis tías estuvieron encima de mí, qué para cuándo era mi matrimonio, qué para cuando los hijos, que te está dejando el tren…

Alina hace tan sólo cuatro meses rompió con su pareja, mientras hacia su doctorado fuera del país. Frank se lo dijo de frente, sin anestesia “sabes, estoy pensando que ahora que regresas a Colombia, es mejor que te quedes, yo no me veo construyendo mi futuro contigo”.

Y no me lo vas a creer, después del almuerzo con mis tías, me fui al centro comercial de moda de esa ciudad y me encontré con la hermana de Frank, mi ex cuñada. Nos abrazamos cálidamente, ella venía con sus chicos, le pregunté qué hacía allí, pues vive también en Medellín, los niños dicen las cosas sin maldad y no saben de mentiras, Catalina, su chiquita de 8 años me dijo, estamos comprando las cosas para el matrimonio de mi tío Frank. Esa fue la gota que desbordó el vaso, como loca me fui a la repostería y me embutí de postres, comí como si me los fueran a robar y lo más grave llevé para la casa y comí toda la semana aumenté tres kilos.

Dos hechos llevaron a que Alina se desbordara. Primero sus tías se meten en su vida privada y le piden explicaciones. ¿Tenemos que dar continuamente explicaciones? No, no es necesario, aunque a veces sí.

Alina no supo qué decir a sus tías. Se paralizó. No era un momento para hacerlo, pues no damos explicaciones a quien asume el rol de juez y por lo tanto no está abierto al dialogo. Además ese asunto le incumbe sólo a Alina.

Alina se quedó callada porque entró quedó suspendida, no podía creer que a su edad con un doctorado a cuestas sus tías les estuviesen haciendo semejante enjuiciamiento. Podemos detener al otro siendo conscientes de nuestros derechos, aprendiendo a poner límites, siempre lo digo si no ponemos límites nos caminan por encima, hay propuestas muy diplomáticas, pero puedes ser directa y decir con una sonrisa esplendida, es mi vida privada o tal vez, no es mi prioridad en este momento, me siento de maravilla así en mi vida.

¿Qué le pasó a Alina porque se empaquetó de dulces y harinas? Porque no expresó sus emociones, se quedó con ellas encapsuladas, adentro de sí. Sus tías le revivieron el rol de crítica constante de su madre, Alina necesita, necesitaba apoyo, un abrazo apapachado, el dulce representa a mamá y por esta razón ella se empaquetó de dulces y calorías de manera compulsiva.

¿Tienes asuntos pendientes con mamá? Arriésgate a resolverlos, aunque ella ya no esté en este espacio vital, eres 50% mamá, además recuerda que tu alma eligió a tu madre pues con ella es tu aprendizaje. 

Ps. Luz Marina Hoyos Duque 

domingo, abril 03, 2016

¿Quién ha dejado huella en tu vida?



Haz un alto en el camino y rememora las personas importantes de tu vida, aquellas que han jugado como de coach, sacando lo mejor de tí, seres que han dejado huella en tu vida, que sin ellas a tu lado, tus decisiones hubiesen sido distintas.

Es posible que esos seres ya no estén en este espacio vital. Es posible que circunstancias de la vida, sus propias luchas internas te hayan distanciado de ellas, pero tu alma las recuerda con amor y gratitud. Hoy reconozco tu impronta en mi vida. Gracias.


Ps. Luz Marina Hoyos Duque 

jueves, marzo 31, 2016

¿QUIERES UN MILAGRO?, ENTONCES PÍDELO




Llegué a mi casa como un papá Noel, abrí la cajuela de carro y me dije ¡que montón de paquetes! Y en mi casa no hay nadie, pensé de inmediato en llamar a los chicos de oficios varios, ya se habían ido, era demasiado tarde. Volví a mirar mis paquetes con cierto desconsuelo y parecían decirme: vamos sácanos de aquí. Entonces pedí: ¡por favor que aparezca alguien que me ayude!

Empecé asacar las bolsas y de la nada apareció una mujer, sí una mujer y mayor, que me de entrada me echo un piropo: Niña déjeme yo le ayudo. No lo podía creer, la mujer agarró el mayor número de bolsas que pudo, yo me quedé con algunas. ¿Para dónde vamos preguntó? Lo dijo con entusiasmo. Para el sexto piso, repliqué.

La mujer tenía una de esas caras que cuando las miras te pones contento, como si la niña que la habita me estuviera saludando, con una placidez en el rostro y una alegría genuina de estar allí, siendo útil. Me dijo se los llevo hasta su casa pero luego me baja porque le tengo terror a los ascensores. De acuerdo, le dije.

Subimos, nunca la había visto. Me contó que trabajaba en un apartamento vecino desde hacía siete años, que llegaba todos los días muy madrugada, que no manejaba pereza para nada, pero que montar en ascensor le daba pánico.

Llegamos. La mujer bajó las bolsas con esa misma sonrisa esplendida, gozosa. Yo estaba maravillada. Entonces le pregunté: ¿te gustaría soltar el miedo a los ascensores? Claro, me dijo, imagínese por esa bobada mía le va tocar a usted volver a bajar, entonces le di mi tarjeta diciéndole por allí te espero para que soltes ese miedo.

Leí una vez en un curso de milagros que éstos pueden ser pequeños o grandes, no importa su magnitud, los milagros son milagros y yo lo sé sólo hay que pedirlos, de manera tranquila, sin rasgarnos las vestiduras, sin exigirlos, sólo pedirlos amorosamente para dejar que aparezcan de forma mágica de algún lado.


Ps. Luz Marina Hoyos Duque

lunes, marzo 28, 2016

¡Quiero ser millonaria y flaca!


Esa fue la expresión que le oí a una chica que llamaremos Tatiana y que conozco un poco más allá de lo superficial. Tatiana es profesional, tiene una pareja a quien muy bien le cabe el apelativo de príncipe. Ella es joven, bella, inteligente, tiene un cargo en una multilatina con proyección de futuro, además es flaca y lo que quiere lo puede comprar, sin llegar a las extravagancias.

Cuando la escuché decir aquello me quedé pensando en el tema que trataba el día de ayer y es que vivimos trasteando la felicidad. Y entonces se sumaron elementos a ese tema (aquí el artículo: ¡elijo ser feliz ya!).

Tatiana es un vivo ejemplo de que nunca estamos contentos con nada, nada nos satisface, o quizá sí, pero la satisfacción es momentánea, pasajera. Alimentamos el deseo y cuando obtenemos eso que deseamos, flash, se acabó el encanto.

Te has encontrado en esa orilla de: seré feliz cuando me baje estos kilos de más, o si pudiera comprar esto o lo otro. O quizá lo pones en el cajón de los condicionales: sería feliz si no tuviera estas arrugas en la cara, sería feliz si tuviera el cuerpo de Jennifer López, sería feliz si me pudiera dar un viajecito a las islas griegas o a Paris.

La felicidad empieza por amarnos y aceptarnos tal y como somos hoy, sin condiciones. Párate frente al espejo, mírate a los ojos, a los ojos y di: te quiero y te acepto tal como eres. Me quiero y me acepto tal como soy. Al principio te resultará difícil, incluso estúpido, con la práctica te darás cuenta de que esos ojos te conectan con el ser verdadero que te habita y que lo único que puede hacerte feliz es quererte y aceptarte tal como eres. Amémonos hoy. Ámate hoy.

domingo, marzo 27, 2016

¡Elijo ser feliz ya!



Me he dado cuenta de que los seres humanos postergamos la felicidad desde estamos chicos. Empezamos a descubrir el mundo, observamos a los mayores y pensamos que cuando seamos como ellos seremos felices y vamos a hacer capaces de hacer las cosas que ellos hacen con mayor autonomía, aunque esa no sea precisamente la palabra que usemos. En la escuela lidiamos con las cosas propias de esta época y pensamos: seré feliz cuando pase al colegio y no tenga que luchar con las cosas que tengo que batallar aquí, luego pensamos que la felicidad vendrá cuando pase a la universidad, cuando haga la maestría, cuando me consiga una pareja que me quiera y que me comprenda, seré feliz cuando cambie este coche por otro de última generación, cuando me mude a la nueva casa, que seré feliz cuando vengan los hijos, que seré feliz… la lista nunca termina, siempre estamos trasteando la felicidad. Mi madre siempre ha dicho que la felicidad son pequeños momentos y pienso que sí, la felicidad son pequeños y grandes momentos de alegría salpicados de pequeños o grandes momentos de disconfort, incomodidad, problemas con que lidiar que se traducen en infelicidad. Cómo podríamos comprender y dimensionar el esplendor, la magia y el magnetismo de la noche si no conociéramos la belleza de un día soleado.

Y con esa costumbre de trastear la felicidad tenemos el hábito de quejarnos por todo, si llueve, si está haciendo demasiado calor, vemos una persona y empezamos a hacer juicios de valor, además estás temiendo que algo malo va a ocurrir, es un dialogo mental que no para. Y de esta forma sumamos más insatisfacción e infelicidad a nuestra vida.

Si optamos por aceptar cada momento tal y como es, incluso aquellos momentos que consideramos difíciles o problemáticos y ponemos el foco en lo que tenemos para agradecer, todo cambia.

Aceptar que la felicidad está aquí y ahora conmigo es apreciar cada momento, cada experiencia, cada situación, cada acto por simple que sea como único y especial, pues en verdad es único y especial. El sólo hecho de levantarnos cada día con vida es un milagro. Apreciar este milagro abre la compuerta del asombro y cambia la forma en que miras el mundo. Toma lápiz y papel y empieza a hacer una lista larga, larga de todo lo que tienes para agradecer, llévala contigo y cada que las cosas estén frenadas, que no fluyan como esperas, toma tu lista y recuerda porque la vida es estupenda para ti. Y empecemos a ser paranoicos a la inversa, intuye, percibe que van a pasar cosas estupendas, maravillosas, fantásticas.


Ps. Luz Marina Hoyos Duque


martes, marzo 22, 2016

¡Hagamos neurogenésis!







Activar los circuitos neuronales con algún tipo de actividad que implique enfocar la atención, pensar de una manera nueva y diferente es saludable para tu cerebro pues estás trabajando en tu neuroplasticidad. Esta es la capacidad de crear y transformar redes neuronales a partir de nuestras vivencias, de moldearse con el aprendizaje. Cuando aprendemos algo se activa la comunicación entre una neurona y otra, es decir se mejora la sinapsis o se fortalece. 

Hasta no hace mucho teníamos la desoladora convicción de que el número de neuronas que se integraban durante nuestro crecimiento quedaban estáticas. La neurogenésis ha abierto un portal esperanzador. Hoy sabemos que podemos potenciar las facultades de nuestro cerebro para crear nuevas neuronas, sin importar la edad que tengas. 

Así como podemos generar neurogenésis, también existen hábitos que son devastadores y destruyen nuestras neuronas, conociendo los destructores puedes inferir lo que debes realizar para potenciar la neurogenésis. 

Falta de descanso y dormir mal. 

El tabaco. 

Las drogas, cualquier sustancia psicoactiva. 

El stress. 

Ayunos prolongados, ten cuidado si eres de los que no desayunan. 

Ingesta alta de azucares o exceso de comida. 

Contaminación del medio ambiente. 

Sobre exigirte, no escuchar tu cuerpo. 


domingo, marzo 20, 2016

¿Su hijo le ha dibujado con una cabeza enana? Preocúpese




Guía para interpretar las pinturas con que los críos agasajan a sus progenitores en el Día del Padre. A más tamaño, más amor

El día del padre es una de esas ocasiones del año en las que la casa puede acabar convertida en una pinacoteca. Para los pequeños la festividad comienza semanas antes, con la preparación de las obras de arte expresamente creadas para agasajar a su progenitor y en las que manifestarán una serie de mensajes susceptibles de interpretación. Pero –más de uno se formulará esta pregunta en su fuero interno–, ¿queremos llegar tan lejos? ¿Nos conviene realmente comprender esos dibujos?

Con este fin, en psicología trabajan con test proyectivos, pruebas dedicadas al análisis del subconsciente de un individuo en función de su interpretación de los estímulos (dibujos, manchas de tinta...), que dan pistas para entender el carácter introvertido de nuestro hijo, el porqué de sus comportamientos agresivos (si los tiene) o incluso la detección de anomalías en el desarrollo. A la hora de analizar las pinturas que realizan los pequeños, se evalúan distintas cuestiones, dependiendo, por ejemplo, de si el niño ha retratado o no a sus personajes con ojos y boca, o si la casa que ha pintado tiene ventanas y chimenea; o de en qué parte del folio ha centrado su dibujo. 


Dibujo de persona, por un niño de 7 años

Estas pruebas se basan en datos estadísticos que recogen la probabilidad y la frecuencia con la que aparecen elementos típicos en las distintas edades, pero no pueden realizarse sin cierta cautela. Como dijeron en 1962, haciendo con ello historia, los psicólogos e investigadores Sudberg y Tayler: “Las pruebas son herramientas. En las manos de un tonto o de una persona sin escrúpulos se volverán una perversión pseudocientífica”.

En una clínica, estos presentes infantiles pierden toda la inocencia para pasar a ser pruebas rigurosas, "sometiéndolos a unas normas propias para su estandarización", explica Virginia Yera Bergua, psicóloga clínica especialista en psicodiagnóstico y docente de técnicas proyectivas en El Colegio Oficial de Psicólogos. “Los test se aplican en consulta y en presencia del psicólogo. Analizamos el gráfico adentrándonos en el mundo interno del sujeto y descifrando las manifestaciones de su inconsciente”, asevera.

En casa y en el colegio, “el niño dibuja porque le apetece y porque le gusta; además de porque aprende y obtiene placer al controlar su motricidad”, enuncia la experta. A la mayoría de los niños les encanta jugar con los lápices, para ellos es una tarea lúdica, divertida, placentera e incluso relajante. La psicóloga asegura que sus ilustraciones son una forma de expresión mucho más potente que el lenguaje: “Con el dibujo pueden expresar lo que con la palabra no son capaces: su personalidad, su nivel intelectual y cómo se relacionan con los demás”.

Dibujo libre de una niña de 5 años.


Yera Bergua da las pistas para un primer acercamiento a los dibujos que los niños hoy regalan a sus padres:
Son creaciones que expresan y comunican, pero nunca más allá de la edad cronológica y madurez del crío.
Al niño lo que le interesa es que el objeto pintado sea reconocido: un sol de color rosa no es un desafío, sino un reflejo de cómo en el momento de la creación al pequeño artista le parece que es el sol.
En edades tempranas aplican el surrealismo de forma natural. Entre los 4 y los 11 años, dibujan en un único plano y como si fuera un sueño: todo es posible y el tiempo es simultáneo.
No podemos decir que su orientación espacial sea incorrecta. No nos asustemos si el niño ha dibujado la cabeza donde deberían ir los pies, ya que cuando son pequeños no respetan la perspectiva ni la realidad objetiva.
Si no entendemos el dibujo, preguntémosle al autor. Nos interesará saber también quién es quién, qué están haciendo y por qué lo ha dibujado.
Los dibujos reflejan los sentimientos de su hijo y de ahí vienen las diferencias a veces tan acusadas en el tamaño. Las exageraciones representan la importancia que da el crío a determinado rasgo. Algo grande es algo querido, por lo que si su vástago le ha dibujado una cabeza descomunal, sonría. Y tampoco se preocupe si pinta en las barrigas de la familia granos de arroz, como hizo Mateo, de 7 años: solo significa que la paella es su comida favorita.

Dibujo de un árbol de un niño de 7 años.

¿Cuándo hay que preocuparse?

María Luisa Ferrerón, psicóloga infantil y autora de varios libros de educación destinados a padres, encuentra que los dibujos aportan gran información y constituyen una oportunidad para la detección de signos de alarma. En su libro Abrázame, mamá (Planeta, 2007), da las pautas para la interpretación de los grafismos infantiles, y encuentra algunos signos comunes de irregularidades en el ámbito emocional del niño.

Según la autora, un comportamiento es anómalo si, por ejemplo, “pinta tan fuerte que llega a romper la hoja, tacha sus propios dibujos, o solo usa colores como el rojo y el negro”. Puede que exista conflicto con otras personas si "dibuja una familia sin incluirse él mismo, indicando que se siente fuera, o si elimina a alguna de las figuras integrantes. El dibujo de la familia representa la ubicación y el vínculo que tiene con los distintos miembros". Fijándonos en ellos conseguiremos mucha información, según declara la experta: “Si uno no tiene boca podría simbolizar una falta de comunicación con esa persona, al igual que la ausencia de manos hablaría de falta de contacto físico”.



Dibujo de familia de niña de 5 años.

El test de la familia es un clásico en la consulta del psicólogo y se interpreta en conjunto con la prueba HTP, siglas que obedecen a las palabras en inglés House, Tree, Person (casa, árbol y persona), creado por el psicólogo clínico J.N. Buck. En todos ellos importarán el tamaño y la ubicación en el espacio del papel, así como el nivel de detalles expresado, según indica Ferrerón: “Debe alertarnos un tamaño excesivamente pequeño de las figuras porque puede ser indicativo de una baja autoestima, aunque un tamaño excesivo también implicaría una presencia excesiva y que anula todo lo demás”.
Los colores y los detalles en la obra infantil

“El dibujo es el intermediario entre la imagen mental y el juego. Y el que hace un niño variará mucho según su estado anímico, por lo que podrá ser un dibujo con muchos detalles, flores, corazones y mensajes de amor, pero también, otro día, carecer de colores y prolijidad, una muestra de su desmotivación”, cuenta la grafoterapeuta Claudia Díaz Vittar. La especialista advierte de que “estos elementos se deben analizar en conjunto: no significa que la interpretación sea siempre igual”. Lo mismo sucede con los colores, que se interpretarán según el contexto, aclara Yera: “No hay normas preestablecidas: un precioso corazón rojo entre dos personas de la mano, puede significar amor y cariño. El uso de este mismo color, junto con el negro, en otro contexto, podría simbolizar lo contrario”.
http://elpais.com/

Sana dolencias físicas y emocionales




Este es el Primer paso. En el mismo instante en que tu te sientas mal; o en el mismo instante en el que se te manifieste un problema; o en el mismo instante en que lo veas en otro, toca el pulso. Esto se hace colocando la yema de tus dedos pulgar sobre la muñeca del brazo opuesto tal como lo hace el médico, hasta que sientas el latido de tu corazón. Quédate unos momentos gozándolos porque es agradable.

El Segundo paso es pensar un poquito; bien ¿Y de donde viene de mí ese latido? ¿Que lo produce? trata de contestarte esas dos preguntas tu mismo porque fíjate que tu no estas atado a ningún otro ser, ni estas enchufado a la electricidad, ni estas sembrado en el jardín. Eres libre e independiente y si estuvieras suspendido en el espacio, siempre seguirías sintiendo el latido de tu corazón.

El tercer paso es decir en alta voz: “Padre nuestro te invoco a la acción” (tres veces) y ahora dices: “Gracias, Padre, porque me has oído” Y ahora te vas, no pienses más en la enfermedad o en el problema. Repite el remedio “curalotodo” tres veces tal y como te lo ordena el medico, ya tu sabes cuanto tiempo te toma. Espero que no se te olvide chequear el reloj.

A las personas mas adelantadas, quienes ya conocen la maravilla Metafísica, le recomendamos que piensen que ese latido significa vida, salud, fuerza, equilibrio, armonía, paz, etc… Y que todo el mundo esta recibiendo las mismas condiciones. Por eso agregamos las gracias.



-Conny Méndez-