miércoles, noviembre 21, 2012

COMO CONECTARSE CON LA SABIDURÍA INTERIOR




En forma reiterativa pido a mis pacientes que se conecten con sus sueños, pues contrario a lo que la generalidad piensa,   que al dormir perdemos  la tercera parte de nuestra vida, en la psicología humanista transpersonal y Junguiana  percibimos los sueños como un poderoso mensaje del  inconsciente, que noche tras noche nos va diciendo en dónde estamos, hacia dónde nos dirigimos y qué nos falta para ese proceso de trascendencia y de autorrealización.

Algunos pacientes muy juiciosos empiezan a llevar su diario de sueños,  anotan día a día sus sueños, sobre  todo,  las sensaciones que éstos  le suscitan.  Otros exclaman, "yo no sueño".  Por supuesto que sueñas,  todos soñamos, lo que pasa es que no recuerdas.

De nuevo quiero  compartirte la técnica de cómo recordar tus sueños cada día.   En primer lugar es muy importante que pongas cerca de la cama, en tu mesa de noche,  lápiz o lapicero y una hoja de papel  o un cuaderno,  para escribir lo que recuerdes al momento de despertar, muy importante,  las emociones que te producen y si hay colores.  Los sueños parecen líquidos,   si no los atrapas de inmediato,  se escapan.  A veces puedes tener una vaga idea que se escabulle como el hilo de una nube, una buena forma de traerlos de nuevo a ti,  es volver a tu cama y acostarte sobre el costado derecho con tus ojos cerrados, en instantes veras como dócilmente los sueños regresan, pasa algo muy especial parece que sólo tienes la  cola del sueño, una imagen, cuando lo empiezas a vaciar en el papel,  vienen las otras imágenes,   de esa forma los vas consignando.  Te  empiezas entonces a conectar con tu inconsciente y con el  el regalo de auto conocimiento que te trae.

Si aún no puedes recordar los sueños, existe una técnica  infalible: vete a la cama y antes de cerrar los ojos, mírate por unos segundos las palmas de tus manos, pon el lápiz y el papel cerca y en la mañana  !bingo! tienes el sueño.  Con el tiempo podrás pedir respuesta sobre asuntos insolubles o decisiones que haz de tomar, los grandes inventores han tenido ese tipo de experiencias.  ¡Dulces sueños!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y sí son pesadillas,y no quiero recordarlas en absoluto?

Luz Marina Hoyos Duque dijo...

Las pesadillas son muy importantes también nos están diciendo algo. Cuando llevas mucho tiempo sin prestar atención a los avisos del inconsciente él irrumpe con mas fuerza a través de las pesadillas, así que será importante que busques un profesional en psicología que te apoye a encontrar el mensaje que ellas te traen. Recuerda no hay interpretaciones universales, la interpretación la tiene el soñante.