viernes, octubre 31, 2014

Haz de tu disfraz un acto de psicomagia







Si vas a ponerte un disfraz, medita, piensa detenidamente qué quieres expresar a través de él: una frustración, un miedo, una angustia, un dolor de infancia. Una rabia no expresada.

Vístete de forma consciente y sal a la calle a cumplir el rol que cargas en esa frustración. Vívelo a fondo, con toda la fuerza que con él quieres expresar. Será un regalo para tu psique, para iluminar algún aspecto sombrío, para ventilar algo que haz tenido guardado por mucho tiempo. Para exorcizar tus demonios.

Nadie tiene que enterarse. Es un acto sagrado, tuyo, así lo compartas afuera.

Después de la experiencia siéntate frente a tu diario. O frente a una hoja de papel para vaciar los sentimientos, las sensaciones, las emociones. Experimentarás una mutación.

Me cuentas,

Un dulce abrazo,

Ps. Luz Marina Hoyos Duque

No hay comentarios.: